El Polígono crece sobre la marcha

Rubén García funcionó como revulsivo en el cuadro industrial


ourense / la voz

El regreso del Polígono a la Preferente Sur fue convulso desde el punto de vista acelerado adiós del técnico del ascenso, Diego González, tras las dos primeras derrotas del conjunto amarillo. Para calmar las aguas del río revuelto, llegó un Rubén García con experiencia en la categoría autonómica y también en el fútbol base -de hecho sigue trabajando en la estructura del Pabellón-, lo que contribuyó a darle un giro a la trayectoria del equipo.

«La verdad es que el equipo ha competido bien desde que estoy aquí y eso es lo que me pidieron en la directiva, después ya nos podrá la Liga donde nos merezcamos. En todo caso, ganamos el primer partido ante el Portonovo. Pudimos empatar después en Vilalonga, ante un equipo con buenos jugadores y más experiencia. También tuvimos nuestras opciones en el derbi contra el Velle, hubo algún penalti que pudo cambiar el ritmo del partido y ellos llegaron a nuestra portería bastante menos», reza el resumen de García Taboada tras los tres encuentros en los que se sentó en el banquillo, con un balance de una victoria, un empate y una derrota por la mínima.

Rubén está motivado con su nuevo reto deportivo y destaca la disposición de sus jugadores, aún con las dificultades que también se le plantean: «Encontré un grupo de chavales que en muchos casos no conocían la categoría, que vienen de Primera Galicia y hasta de Segunda en algunos casos. Confiamos en que den un paso adelante a lo largo de la liga, con ayuda de aquellos jugadores que ya tienen experiencia en Preferente», explica un técnico que también alaba la confección de un equipo compensado y con opciones de crecimiento: «Por otro lado, la verdad es que tenemos una plantilla que, si nos respetan las lesiones, puede dar mucho que hablar y crear problemas a la mayoría de nuestros rivales, porque se trata de un grupo amplio, de veintidós jugadores -aunque algunos están en fase de recuperación, como Villa-, pero cuando tuve que hacer cambios en el once, no nos resentimos y los que entraron también mantuvieron el nivel».

En el Antonio González Blanco, ya están pensando en el próximo reto, la visita a un Porriño Industrial al que Rubén García califica como rival asequible, pese a proceder de la Tercera División: «El partido será difícil como todos, sobre todo por tratarse de un campo de hierba natural al que no estamos muy acostumbrados, pero tenemos que ser ambiciosos. Ellos han perdido efectivos y comenzaron algo dubitativos, aunque ahora han cogido una buena racha. No podemos dejarnos ir debemos mantener la intensidad que mostramos en Vilalonga».

Junto a los cuatro puntos del Polígono, el Barbadás, Arnoia y Velle igualan en la zona media de la tabla con siete puntos, en una clasificación que ya muestra un elevado número de empates. Los dos primeros se medirán en otro derbi provincial en el campo ribeirao de A Queixeira, mientras que los del Monte da Aira aguardan a otro de los recién caídos de la Tercera División, un Ribadumia que ya se ha situado en la zona noble de la clasificación desde el inicio del torneo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Polígono crece sobre la marcha