Los camiones de pizarra dejarán de pasar por el centro de O Barco en el 2022

Un nuevo vial acortará la distancia a Sobradelo en más de la mitad del tiempo


ourense / la voz

«Esta actuación es fundamental para toda la comarca de Valdeorras. Han pasado muchos años. Es una enorme satisfacción, es la obra por la que más hemos trabajado desde el Concello de O Barco. La más importante». Estas son la palabras del alcalde barquense, Alfredo García, durante el acto de colocación de la primera piedra de la obra de conexión de las carreteras N-120 y N-536, que servirá de circunvalación y permitirá desviar los camiones de pizarra de las canteras de Sobradelo (Carballeda de Valdeorras) del centro de O Barco. Contribuirá, dijo el regidor, a resolver los problemas de movilidad en los viales del concello. «Será un tremendo alivio que nos permitirá hacer la segunda planificación de la ciudad ya sin camiones. Además, será importante para los trabajadores de la pizarra de Vilamartín, A Rúa o Rubiá que tardaban en llegar entre 15 o 20 minutos a Sobradelo, y ahora tardarán 4 minutos», añadió el regidor.

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, fue el encargado de presidir el acto de colocación de la primera piedra de las obras que se prevén que concluyan en otoño del 2022, tras una inversión de 54 millones de euros y 20 años de espera. Una demanda histórica y una obra compleja ya que requerirá de la ejecución de cinco nuevos viaductos, entre los que destaca uno sobre el Sil, de 461 metros de longitud, y un nuevo túnel de 490 metros. Las obras tendrán dos partes diferenciadas. La primera sección, de 3,3 kilómetros, será el acondicionamiento y mejora de la N-536 desde Sobradelo. El segundo, de 2,3, será un subtramo de nueva construcción, que conectará con la N-120 mediante dos viaductos y un túnel. En uno de sus nudos albergará el paso de la futura autovía A-76 entre Ourense y Ponferrada. Sobre esta vía, el delegado del Gobierno explicó que se han sometido a información pública los proyectos de los tramos Villamartín de la Abadía-Requejo y A Veiga de Cascallá-O Barco de Valdeorras.

La actuación de conexión de las carreteras N-120 y N-536 incluye medidas necesarias de integración ambiental y protección del patrimonio cultural del antiguo Ponte de Candis y de la explotación aurífera romana de A Veiga. Además, se creará un paseo peatonal y una vía ciclista segregada a lo largo de la N-536. «Mejora la funcionalidad, se acortan los tiempos de recorrido y, sobre todo, se gana en seguridad vial, facilitando el transporte de mercancías hacia la N-120 y la futura A-76. Sin olvidar que es una oportunidad para las empresas, una oportunidad para crecer, para generar riqueza, para beneficiarse de unas mejores comunicaciones terrestres», señaló Losada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los camiones de pizarra dejarán de pasar por el centro de O Barco en el 2022