Cultura violada


Ourense

Vivimos en un mundo en el que los gallos son acusados de violadores mientras un gobierno municipal considera que la cultura ha de ser rentable para invertir en ella. ¿Gallos violadores o animales que se reproducen? ¿Existe la cultura no rentable? ¿Podría el Concello decirme cuál es? ¿Acaso la cultura no enriquece siempre a quién se involucra en ella; a quién participa de alguna de sus versiones? ¿No es el teatro una de las mejores formas de empatizar entre seres humanos; el cine y la literatura no son maneras de conocer el mundo, las vidas que habitaron en él, las extraordinarias ideas de personas locas de genialidad; el arte no es un punto de encuentro, admiración, sintonía, sueños amenazados y cumplidos; la gastronomía no es parte del origen y de la tradición de un lugar; o la música no es ese abrigo escénico, esa coraza o el llanto desmedido cargado de belleza que todos necesitamos, dependiendo del momento y del lugar? La cultura es indudablemente rentable a cualquier nivel, teniendo en cuenta que es semilla de emociones, de crecimiento y de la calidad de la vida humana en sí misma. Es normal que los gallos no entiendan de cultura, de la misma forma que están absolutamente desligados de cualquier tipo de abuso o violación sobre una gallina. Pero ustedes deberían prestarle un poquito más de atención ya que, corríjanme si me equivoco, para tomar decisiones que afectan directamente sobre la vida de en torno a 105.000 personas, hay que tener una gran capacidad intelectual -además de grandes niveles de compromiso y responsabilidad, claro- y sobre todo ello, influye directamente la sensibilidad, siempre bien alimentada de cultura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Cultura violada