Con la estación intermodal, aún estamos a tiempo


Por la prensa nos hemos informado de la demora, y desgana del ADIF, para acometer una parte de las obras contempladas en el convenio firmado en el 2016 entre Fomento, ADIF, Xunta y Concello, para transformar la estación de Ourense, con motivo de la llegada de la línea de alta velocidad a Taboadela, que no a Ourense: la comunicación interbarrios.

Esta cuestión, de momento no urgente, debe analizarse detalladamente ya que, de su demora, puede resultar una oportunidad de mejora para el urbanismo en la ciudad. Las estaciones de ferrocarril tienen dos ámbitos de funcionamiento: uno es el propiamente ferroviario, integrado por la playa de vías sobre las que circulan y en donde se estacionan los trenes, más los andenes a través de los cuales los viajeros acceden a los convoyes. El otro es el edificio y dependencias habitables en las que los viajeros esperan, adquieren los billetes o usan servicios varios (cafetería, quiosco, aseos, consigna, autos de alquiler, etc.). Para que lleguen los trenes de alta velocidad, solo se precisa que las vías y andenes con el desplazamiento entre unos y otros esté listo, y que el edificio de la Estación disponga de los servicios operativos precisos para viajar. Nada más. La estación no limita la fecha.

En el caso de Ourense, los 200.000 metros cuadrados que ocupa la estación, se hallan insertos en la trama urbana del barrio de A Ponte y, por no prever el futuro, desde su inauguración en 1952, la instalación ferroviaria que ocupa esta enorme parcela constituye una barrera que corta y sigue dividiendo la ciudad.

Fomento elaboró un estudio en el 2009 para transformar la estación ubicando el paso de las vías en la parte norte de la misma, paralelamente a la Rua Arnoia que, además de rectificar el trazado de la línea de Madrid hacia Santiago y Vigo, permitía liberar la mitad sur de la estación para usos públicos y facilitaba el establecimiento de viales entre la avenida de Marín y las calles Quintián y Ramón Piñeiro.

Una maniobra, hasta hoy no explicada por el Concello ni por Fomento, modificó este esquema inicial, técnicamente impecable, y trasladó las nuevas vías de alta velocidad hacia el sur, a la misma zona donde ya están ahora, con lo que el nuevo esquema mantiene las viejas vías de mercancías, los andrajosos barracones, las explanadas de servicio y las inútiles e inutilizadas vías de mercancías, ocupando un magnifico solar de casi 100.000 metros cuadrados, en zona urbana, para el servicio de un inexistente transporte de mercancías. ¿Cabe suponer que alguna persona o entidad, pensó en utilizar especulativamente este terreno con fines diferentes al del ferrocarril?

La ciudadanía merece tener respuestas a esta pregunta y a la situación de abandono y silencio sobre los planes de ADIF respecto de esta obsoleta y cochambrosa parte de la estación. El plan actual incluye un importe de 20 millones en levantar una muralla frente a la avenida de Marín, para cruzar a unos 9 metros de altura sobre las vías de la estación hacia la zona norte y de cubrir con una costosísima losa una pequeña parte de las vías hasta el puente de la avenida de Santiago, con la promesa de crear un parque o jardín, que los propios bocetos convierten en pequeña plaza de inútil finalidad.

La gran oportunidad que propongo es que se analice por el Concello de Ourense la vuelta al antiguo esquema de vías, coincidente con la «verdadera llegada» de la línea de alta velocidad hacia 2025, y rediseñar la comunicación entre las avenidas de Marín y Gómez Franqueira con las vías de la parte norte, que fluyen a una cota superior a la de las Vías de la estación, para lo cual se disponen ya de los 20 millones previstos.

Al aprovecharse toda la obra de modernización de los edificios de la estación, el traslado de las vías de alta velocidad para la zona norte, es un gasto menor asumible, y el parque o jardines, de mucho mayor tamaño y accesibilidad, que bordearían la avenida de Marín, salen prácticamente gratis.

Xosé Carlos Fernández es Ingeniero T. de Obras Públicas y experto en materia ferroviaria.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Con la estación intermodal, aún estamos a tiempo