Cinco municipios ourensanos aspiran a ser Reserva
de la Biosfera

Forman parte del área delimitada por la Xunta dentro del área de la Ribeira Sacra y de dos zonas de montaña lucenses


Monforte

El mapa delimitado finalmente por la Consellería de Medio Ambiente para que la Unesco valore declarar Reserva de la Biosfera la Ribeira Sacra incluye finalmente también las montañas de O Courel y la Serra do Oribio. La propuesta que publica el Diario Oficial de Galicia (DOG) este viernes propone conceder esta distinción a un territorio formado por veintitrés municipios que suman más de 300.000 hectáreas y representan casi el 10% de la superficie total de Galicia. Si la Unesco dice sí, el territorio gallego considerado Reserva de la Biosfera sumará algo más de un 34% del total, frente al 25% actual.

La conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, quiso anticipar ayer algo del contenido del documento que publicará hoy el DOG y en el que se basa la propuesta que será presentada a la Unesco. En un acto celebrado en el centro sociocultural de Ferreira de Pantón, la conselleira dejó que fuese el principal responsable del trabajo, el director del Instituto de Biodiversidade Agraria e Desenvolvemento Rural del campus de Lugo, Pablo Ramil, el que explicase las características técnicas del proyecto.

Pablo Ramil confirmó que la delimitación final de la zona incluida en la propuesta va más allá del territorio de la Ribeira Sacra. Su mapa ocupa toda la mitad sur de Lugo. Su límite norte va de Portomarín a Triacastela pasando por Sarria. Por el sur, termina en los municipios de la orilla ourensana de la Ribeira Sacra, desde A Peroxa hasta Castro Caldelas. «A Unesco valora especialmente que haxa continuidade entre reservas da biosfera», explicó Ramil ante representantes de los veintitrés ayuntamientos y de organismos como el consorcio de turismo de la Ribeira Sacra, la denominación de origen Ribeira Sacra o el grupo de desarrollo local que gestiona los fondos Leader para el sur de Lugo. Efectivamente, con el mapa revelado ayer esta Reserva de la Biosfera estaría conectada con la de Terras de Miño, a la que además la une paisajística y medioambientalmente la cuenca de este río.

Tanto Pablo Ramil como la conselleira de Medio Ambiente recordaron ayer que la declaración de Reserva de la Biosfera no supone la entrada en vigor de ninguna normativa nueva, sino que sobre el territorio en cuestión se siguen aplicando las que ya había. A modo de ejemplo gráfico, Ramil apuntó que «nunha reserva da biosfera cázase e péscase igual que se facía antes de que fose considerada así». Las reservas de la biosfera, añadió, se basan en territorios ya previamente protegidos. Por ejemplo, la Ribeira Sacra está ya declarada BIC y dentro del territorio incluido en este documento ya hay áreas de especial protección medioambiental, como al Serra do Faro o el cañón del Sil.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco municipios ourensanos aspiran a ser Reserva
de la Biosfera