«Os pido a los jóvenes que os deis cuenta de por qué murió mi padre»

Lola Suárez recuerda al primer alcalde socialista de la ciudad, cuando se cumplen 82 años de su fusilamiento

;
Ofrenda floral en homenaje a Manuel Suárez alcalde represaliado 1937 su hija Lolitas Suárez habla para el público Ofrenda floral en homenaje a Manuel Suárez alcalde represaliado 1937 su hija Lolitas Suárez habla para el público

ourense / la voz

Hoy hace 82 años que Manuel Suárez fue fusilado en el Campo de Aragón. Fue el primer alcalde socialista de Ourense, el último regidor de la República y hace una década recibió a título póstumo la Medalla de Oro de la ciudad.

El PSOE volvió a recordarlo ayer en un acto celebrado en el cementerio de San Francisco, en el que la emoción la puso una de sus hijas, Lola Suárez, que definió el momento como «doloroso pero precioso». Y es que para ella resulta clave dar «honor y vida a todos los aquí enterrados». Si de algo no se olvida Lola, a pesar de la edad, es de que como su padre murieron otros muchos. «Y algunos no se sabe ni donde están», reflexionó.

La hija de Manuel Suárez tuvo que tragarse las lágrimas para completar su intervención, espontánea, en la ofrenda floral con la que se pretendía honrar su memoria: «No se supo el sacrificio que hicieron. Os pido a vosotros, los jóvenes, que os deis cuenta de lo que sufrieron y por lo que murieron. Para gobernar, perdieron muchos de sus derechos. El gobernar y el ganar no son lo mismo. Al gobernar hay que enfrentarse a otros... máxime con lo que estamos viendo estos días».

Aunque era inevitable la mirada al pasado, ella también mira de frente al futuro: «Os deseo a todos que tengáis mejor vida de la que me tocó vivir a mí en mi juventud». Y lo que le tocó fue, entre otras cosas, tener que leer a los 12 años las últimas palabras de su padre, escritas a pocos pasos de donde ayer lo recordaba, en el cuartel de San Francisco. Así, escribiendo, se despidió el regidor socialista la víspera de su ejecución, con una carta de la que sorprende la templanza, no exenta de contundencia, de una persona condenada a muerte: «Dile a mis hijos -escribía a su esposa, Celedonia- siempre y en todo momento que su padre perdió la vida de una manera violenta. No por ser ladrón ni asesino ni un mal ciudadano. Y que por el contrario perdió la vida por ser una persona decente, amante de todos sus ciudadanos, sin fijarse nunca en el ideal que tenían ni en su condición social».

Una carta para despedirse a 24 horas de ser ejecutado

La misiva la leyó ayer, emocionada, la concejala del PSOE Juana Ageitos. Hace diez años, en el acto en el que se le dio el nombre de Manuel Suárez a la Escola de Artes Escénicas, fue el director de Cine José Luis Cuerda el encargado de hacerlo.

La carta continúa y alude al trance al que se iba a enfrentar la familia tras su muerte: «Tengo la seguridad de que en muy breve los culpables pagarán también con su vida tan horrorosa tragedia. Porque no tienen razones y porque además no pueden triunfar los que para conseguirlo se están ahogando en sangre. Esta sangre derramada dará sus frutos y con esta comunicación plena muero tranquilo porque mi única preocupación sois vosotros y la situación en la que de momento quedáis». Rafael Rodríguez Villarino, secretario provincial de los socialistas, que también intervino en el acto, se refirió precisamente a esta reflexión: «Equivouse Manuel Suárez e outras persoas de boa fe. Nin pagaron os culpables nin triunfaron os xustos. Desta tráxica historia agromou sen embargo un froito serodio do sangre derramado: a conciencia de que a reparación, por moi tarde que chegue, servirá para abrazar á descendencia do error e para previr o renacer de alimañas totalitarias».

La rosa roja de su hija

Al acto asistieron una treintena de personas, mayoritariamente socialistas, aunque también estuve representado el gobierno local a través de Armando Ojea. Él y Villarino flanqueron a la hija de Manuel Suárez a la hora de depositar un ramo de flores blancas en el monumento que recuerda a los republicanos fusilados. Ella, por su parte, llevó además una única rosa roja, quizás recordando el día en el que se despidió de su padre en el cuartel, cuando lloraba porque las rejas que los separaban impedían que lo abrazara, cuando finalmente la dejaron pasar y estrecharlo entre sus brazos de niña. «Hoy a la mitad de vosotros os dicen Manuel Suárez Castro y es como si dicen Pepito García,

PSOE y UGT repasaron las aportaciones del cantero que llegó a ser regidor

Xosé Lois Carrión fue el encargado de tirar de memoria y de historia para dibujar una semblanza de Manuel Suárez que además de marido y padre, además de alcalde, fue cantero. Llegó a participar en la construcción de la plaza de abastos de la capital. Por otro lado, participó en la fundación de la Caja Provincial de Ahorros. Además de militar en el partido socialista -mantuvo correspondencia con Pablo Iglesias- fue miembro activo de la UGT.

Carrión también recordó el juicio en el que fue condenado Suárez, por rebelión militar. Y dónde se celebró. Fue en el paraninfo del entonces único instituto, hoy Otero Pedrayo. «Un lugar de cultura e educación nunca debeu acoller xuízos ilegais contra persoas de ben que só defendían ó goberno legal», dijo en alusión al propio alcalde socialista, al gobernador civil Martín March, y a muchos más.

Los juicios en el paraninfo

Lamentó que en el instituto no se haya colocado la placa con la que se iba a recordar a las personas condenadas en los consejos de guerra allí celebrados: «Entendemos que é necesaria unha reflexión e que canto antes se coloque a placa que lembre a todas as vítimas inocentes que alí foron inxustamente xulgadas. Cómpre reconstruír o pasado máis triste de ese lugar. Non só pola memoria de Manuel Suárez ou Martín March senón por todas as persoas defensoras da república alí xulgadas, condenadas ou non. Non se trata de reabrir feridas nin de reescribir a historia, senón de curar as feridas e de escribir a historia como foi e non como contaron os vencedores. Quen esquece a súa historia está condenado a repetila».

Mario Franco, secretario xeral de UGT, también participó en el acto de recuerdo, valorando las conquistas de Suárez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Os pido a los jóvenes que os deis cuenta de por qué murió mi padre»