Ourense supera la media nacional de accidentes laborales mortales

CC. OO. contabiliza siete muertes en el puesto de trabajo en lo que va de año en la provincia

En la imagen, de archivo, un curso de prevención de riesgos celebrado en Expourense coincidiendo con la feria Previsel
En la imagen, de archivo, un curso de prevención de riesgos celebrado en Expourense coincidiendo con la feria Previsel

ourense

«Ao traballo non deberiamos ir a morrer nin a enfermar». Así comenzaba la exposición de los datos sobre siniestralidad laboral en la provincia presentados este miércoles en la sede de Comisiones Obreras. Benxamín Vences, jefe de comunicación del sindicato en Ourense, califica la situación como extrema y altamente preocupante. Uno de los factores que genera este desasosiego es la probabilidad de sufrir un accidente mortal en la provincia, pues es la mayor registrada en toda España. Actualmente, CC.OO. tiene la constancia de que siete personas han muerto a causa de un accidente en horas de trabajo. Roberto Garrido, responsable del área de salud laboral en Ourense, asegura que ésta -siete- es una cifra muy alta, pues nadie debería morir como consecuencia de su actividad profesional. La provincia alcanza el primer puesto en accidentes laborales mortales en el ámbito nacional. El índice de incidencia del primer cuatrimestre en Ourense, que resulta al relacionar el número de trabajadores que están dados de alta en la Seguridad Social con el de accidentes, es de 1,252. Una cifra que contrasta con la de Galicia, 0,431, y con la de España, 0,202. «Isto significa que a probabilidade de ter un accidente mortal na provincia é seis veces maior», comenta Garrido.

Mediante un estudio realizado por el sindicato con trabajadores de 250 empresas de la provincia, tanto públicas como privadas, se ha detectado una falta de conocimiento general de la legislación en lo relativo a prevención. «Cando un non ten conciencia en materia preventiva arríscase a ter un maior número de accidentes e incidentes, ou incluso a perder a vida», advierte Roberto Garrido. Los resultados de la muestra confirman que, tal y como indica la Ley de Prevención de Riesgos Laborales del año 1995, todas las empresas disponen de un plan de prevención de riesgos. Además, los trabajadores y representantes laborales cuentan con los derechos de inspección, información, asesoramiento y formación gracias a esta norma. De los 250 centros analizados, un 7 % permite la participación de los representantes laborales en los planes de prevención. Y tan solo un 4 % realiza el simulacro de evacuación, a pesar de que la ley señala que al superar cierto número de trabajadores, esta práctica sería de obligatorio cumplimiento una vez al año. Otro dato que arroja la encuesta es que el 70 % de los trabajadores no conoce el Plan de Prevención de su empresa -sabe que existe pero no está al tanto-. No obstante, únicamente el 90 % es consciente de la evaluación de riesgo de su puesto de trabajo. «Se non coñece os riscos que entraña o seu posto, dificilmente lle pode poñer remedio», afirma Garrido.

Todos los apuntes que ofrece el estudio de Ourense y Valdeorras son equiparables a los que difundió el Instituto Nacional de la Seguridad Social y Bienestar en el año 2018, al investigar los accidentes mortales que se produjeron en el 2017. Según indica el organismo público, todas las empresas tenían la documentación de prevención de riesgos laborales; el 78 % de los accidentes tenía evaluado un riesgo de accidente; el 46 % lo tenía identificado; el 42 % contaba con la planificación de las medidas preventivas pero tan solo el 5 % las tenía implantadas. «Se se aplicaran as medidas, máis do 80 % dos accidentes mortais poderían ser evitados», asegura Garrido.

Comisiones asegura que la siniestralidad laboral en Ourense es más que preocupante e instan a una implicación mayor. «Deberiamos comezar coa derogación da reforma laboral, co incremento dos salarios e coa terminación da precariedade laboral», comenta Benxamín Vences.

Comisiones acusa a las mutuas de «camuflar» los accidentes graves como leves

En relación a la denominación de los accidentes y al tipo al que pertenecen, desde el sindicato detectan una disminución en los accidentes graves y un aumento en los leves y en el número de días que los trabajadores pasan de baja. «Os accidentes graves camúflanse como leves», afirma Garrido, responsable de salud laboral de Comisiones. Además, denuncian que las mutuas, que deberían de funcionar como entidades colaboradoras de la Seguridad Social, encubren los accidentes que acontecen durante el trabajo, derivando a los trabajadores al médico de cabecera. «Non me vexo capacitado para saber que o ano que ven vai a haber tan sequera un falecido. Pola probabilidade que hai na provincia de Ourense, haberá xente que morra no seu posto de traballo», manifiesta Garrido. En la provincia, los accidentes laborales se incrementaron con respecto al año pasado. En lo que va de año se registraron un total de 977, seis más que la cifra íntegra del 2018, que fueron 971. No obstante, lo que verdaderamente le preocupa al sindicato es el número de accidentes que resultan mortales. El pasado año se produjeron dos fallecimientos, pero en el primer cuatrimestre son ya cinco los muertos. El sindicato estima que la cifra aumentará cuando se hagan públicos los datos del semestre, pues habrá que añadir dos más de los que el sindicato ya tiene constancia.

Desde Comisiones Obreras aseguran que la sociedad está concienciada con los accidentes de tráfico y con otro tipo de siniestralidades, pero no tanto con que alguien pueda fallecer en el ejercicio su trabajo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ourense supera la media nacional de accidentes laborales mortales