«Lo bueno de las matemáticas es que son completamente universales»

Xabier García, profesor en el campus local, es investigador en el campo del álgebra y ganó recientemente el premio Vicent Caselles


Ourense

Casi al momento de comenzar la entrevista, Xabier García (Ribadavia, 1990) bromeaba: «Los números se me dan bien, así como ves que las palabras no demasiado». Resolvió esta última papeleta con solvencia, la misma que le ha llevado a ser profeta en su tierra como profesor de Matemáticas en el campus y a lograr el premio de investigación Vicent Caselles en la quinta edición de estos galardones.

-En el 2005, la Facultad de Matemáticas de Santiago tenía la mayor tasa de abandono de la USC. ¿Qué ha cambiado?

-Creo que la seriedad de la organización y el profesorado. Están haciendo las cosas muy bien, con docencia de alto nivel. La Facultad es una de las mejores de España y también tiene bastante prestigio a nivel mundial. Qué puede haber cambiado específicamente no lo sé, pero percibí muy buen trabajo por parte de todo el mundo.

-¿Supuso la crisis del 2008 un punto de inflexión a la hora de valorar su importancia?

-Sí y no. Creo que se trata de una tendencia que llega de Europa, o al menos así lo percibo yo. Se empezaron a valorar más los conocimientos que había en este campo y también las habilidades. Lo que te da estudiar Matemáticas es una forma de pensar algo distinta. Por ejemplo, a la hora de resolver problemas. Lo afrontas de otra manera, a nivel de ordenación y organización. Y eso puede surgir en una empresa. No nos contratan por lo que sabemos, sino también por esa otra parte.

-¿En qué momento supo que su trayectoria profesional pasaba por vincularse al mundo de los números?

-Desde pequeño siempre me gustaron. Se me daban bien. Tuve una carrera orientada a la ciencia: física, matemáticas, tecnología… Fue en primero y segundo de Bachiller cuando empecé a tenerlo más claro.

-Usted ha estado en Bélgica, Sudáfrica y China. ¿Percibe diferencias estructurales en lo referente a los proyectos de futuro que afronta aquí?

-Depende del país. A nivel europeo, posiblemente sí estén más asentados. Igual llevan un poco de ventaja. Pero a nivel mundial tenemos una buena posición. Hay mucho que crecer, pero estamos en un punto bueno.

-¿Pensó alguna vez en marcharse del país?

-Al acabar la tesis tuve muchas ofertas. México, China, Bélgica y otros puntos de España. Decidí quedarme por aquí, en parte, porque la tierra tira. Soy ourensano y me ofrecieron una cierta estabilidad, que en Europa quizá no tendría porque las ofertas que te llegan son por dos o tres años. Aquí vi algo más de proyección de futuro.

-¿Con qué se queda de todo este periplo que le ha llevado a ganar el premio Caselles?

-Quiero pararme a hablar de la importancia de Manuel Ladra, mi director de tesis. Me ayudó desde el primer momento, me dio financiación para que yo pudiera salir de Santiago, explorar y hablar con más gente de otras partes del mundo. Debo agradecerle a él todo su apoyo. Lo bueno de las matemáticas es que son completamente universales. Son ciertas aquí y allá. Hace que con cualquiera que hables se trate del mismo idioma. De ahí que le dé tanta importancia a viajar. Hablar con personas de todo el mundo, escuchar sus puntos de vista y sus ideas. A veces nos centramos solo en lo que tenemos aquí y lo que me ayudó fue expandir horizontes.

Matemáticas abstractas.

El vínculo de Xabier con el mundo académico tiene mucho que ver con el campo de investigación en el que vio opciones de desarrollo profesional y personal: la matemática abstracta. García explica que esta disciplina está más conectada a los entornos científicos que al mundo de la empresa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Lo bueno de las matemáticas es que son completamente universales»