Pazo do Mar gana la cata de O Ribeiro: «Un buen vino debe respetar la naturaleza»

El caldo se llevó el premio al mejor vino blanco de bodega, en una cata a ciegas, en O Ribeiro


ourense / la voz

La octava edición de los premios de O Ribeiro se fijaron, a través de la cata ciega realizada por un panel de expertos, en el blanco Pazo do Mar Expresión 2018, que fue elegido como el mejor vino blanco de bodega, de entre las treinta que aspiraban al galardón. Manuel Méndez, gerente de Pazo do Mar, destaca la satisfacción con que fue recibido ese reconocimiento, toda vez que era la primera vez que lo lograban. «Representa que estás en el camino correcto y que la calidad del producto que ofreces es muy alta. Nosotros siempre vemos los premios desde la perspectiva que nos ayudan a reforzar nuestra idea, porque vemos que la gente comparte y reconoce nuestra forma de elaborar esos vinos».

A la hora de evaluar los motivos del éxito de Pazo do Mar Expresión 2018, Manuel Méndez indicó: «Aparte de tener una buena uva, hay un factor humano que es importante y que para mí ronda el 15 % del resultado final. Un buen vino tiene que respetar lo que la naturaliza le trae, ya que la tecnología ahora es accesible para todo el mundo. Todas las bodegas tienen medios técnicos y la forma de elaborarlo es semejante, por lo que la calidad de la materia prima es fundamental».

Pazo do Mar cosecha éxito tras éxito después de iniciar su andadura en el año 2002 en O Ribeiro. Dos años más tardes llegaron hasta Rías Baixas y también cuentan con presencia en Monterrei.

Manuel Méndez es optimista con respecto al futuro de la denominación de origen, aunque también pone deberes para mirar cara a cara a los principales productores de vino: «Como todas las denominaciones históricas, a veces tienes herencias del pasado que no son las mejores, pero estamos en el buen camino. Creo que lo más urgente es que todos los actores de la D. O. se pongan de acuerdo en un plazo corto para eliminar variedades como palomino. Los vinos del Ribeiro pueden competir con cualquier blanco del mundo, pero siempre que lo hagan con variedades autóctonas. Cuanto más tiempo tardemos, otras denominaciones nos tomarán la delantera. Es un paso innegociable».

Sobre la llegada de nuevos actores a la denominación, como es el caso de Pago de Carraovejas, que acaba de hacerse con Emilio Rojo y Viña Meín, el gerente de Pazo do Mar indica: «Todo el mundo que venga con una idea de calidad tiene que ser bienvenido».

El cuadro de honor de la cata ciega de los premios do Ribeiro se completó con Finca Teira (mejor blanco de colleiteiro); Alberte, de bodegas Nairoa (mejor tinto de bodega); Mónica Albor (mejor tinto de colleiteiro). En la gala desarrollada en San Clodio también se hizo un reconocimiento a Emilio Rojo por su trayectoria al entregarle el galardón Vida entre vides.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pazo do Mar gana la cata de O Ribeiro: «Un buen vino debe respetar la naturaleza»