Las astracanadas de Jácome en sus primeros días como alcalde: multa, pintadas y polémicas televisivas

El nuevo regidor ourensano arranca su mandato reiterando sus críticas a la plantilla municipal, donde cree que hay «mafias» y «enchufismo»


Ourense

El nuevo alcalde de Ourense ha arrancando su mandato dejándose notar, dando de qué hablar. Ha sido noticia en los últimos días por las pintadas que hicieron junto a su comercio llamándole «traidor», porque un agente de la Policía Local multase su coche aparcado junto al Concello o por reiterar sus críticas a la trama de «mafias», «enchufismo» y «escaqueos» que, según asegura, está instalada en la plantilla municipal. Pero, aunque para los foráneos Gonzalo Pérez Jácome , líder de Democracia Ourensana, es toda una novedad, para sus vecinos esta peculiar forma de entender la política lleva tiempo sin pasar desapercibida.

En las encuestas de Sondaxe él siempre figuraba como el candidato más conocido, por encima incluso de Jesús Vázquez, que hasta el pasado sábado ocupaba el sillón de alcalde que ahora corresponde al líder de Democracia Ourensana.

Jácome llegó ahí 18 años después de crear su partido. Tardó diez solo en obtener representación, pero no se rindió y fue el primero en capitalizar el voto de castigo al bipartidismo tradicional (o, en el caso concreto de Ourense, el tripartidismo de PP, PSOE y BNG). Lo logró a lomos de su televisión privada, Auria TV, y sus polémicas intervenciones sirven ahora de munición para los programas políticos a nivel estatal.

Fue, precisamente, en una de sus entrevistas en directo como nuevo alcalde cuando anunció que su primera medida sería firmar una providencia para exigir al servicio de Recursos Humanos la implantación de un sistema de control horario que obligue a los funcionarios a fichar. Y aprovechó para bromear con la rapidez de los trabajadores que salen a las 15.00 horas de trabajar pero que a las 14.30 ya están en casa comiendo. Los que cumplan con sus obligaciones no tienen por qué preocuparse, según dice.

Esa intervención fue en La Sexta (la televisión es un medio que conoce bien) y al día siguiente fue entrevistado en Cuatro por Risto Mejide. Jácome acabó quitándose los auriculares y dejando colgada la retransmisión en directo al considerar que el presentador no le estaba dejando explicar sus argumentos para justificar el pacto con José Manuel Baltar para repartirse Concello y Diputación.

Puede que por ese extraño acuerdo apareciese unas horas antes una pintada con la palabra «traidor» junto a su tienda de instrumentos en las Galerías Centrales de la ciudad. Él asegura que ese ataque no lo ha protagonizado ninguno de sus votantes.

El lunes fue noticia después de que un cámara grabase a un agente de la Policía Local poniéndole una multa. Su respuesta fue insistir en las «mafias policiales» que, según asegura, actúan en Ourense desde hace tiempo. Son conocidos sus roces con algunos trabajadores del cuerpo, especialmente tras enfrentarse con uno que estaba fuera de servicio al que recriminó que hubiese aparcado en un lugar prohibido.

En definitiva, Jácome era noticia antes de ser alcalde y promete serlo aún más a partir de ahora.

Los compromisos de Jácome

c. andaluz

Una de las primeras tareas del alcalde será negociar las áreas del Concello con el PP

A las ocho de la mañana de hoy Gonzalo Pérez Jácome entrará por primera vez en el Concello como alcalde de la capital. A Democracia Ourensana le quedan 1.460 días para llevar a cabo su proyecto de ciudad. Un programa que ahora deberá consensuar con el Partido Popular tras negociar el reparto de las áreas del Concello, que pondrá inicio al cogobierno. Dos de las promesas del programa electoral las fechó en 90 días, incluso antes de los cien de cortesía. «Abriremos la plaza de abastos del Puente en 90 días especializándola en productos autóctonos», dice su hoja de ruta. También es el tiempo que se ha dado para solucionar el problema de los contenedores soterrados de la ciudad. Pero si hay un proyecto estrella es el del parque acuático. Una idea lanzada por DO que, según ellos mismos, fue copiada por el Partido Popular. Habrá que ver ahora si están de acuerdo en la fórmula. «Será único en el sur de Europa con una sección de agua termal, que permitirá su disfrute todo el año», afirman. Aquí entra en juego el que denominó como «bluf del termalismo» del PP. Ahora, con el enfoque planteado por el partido de Jácome: «Rescataremos las dos concesiones privadas que juntas solo aportan al Concello unos irrisorios 1.600 euros», señala. Una de ellas, la de la incendiada A Chavasqueira.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Las astracanadas de Jácome en sus primeros días como alcalde: multa, pintadas y polémicas televisivas