Jácome ordena reforzar de inmediato el control horario de los funcionarios

La Junta de Gobierno tendrá cinco miembros de Democracia Ourensana y cinco del PP


Ourense

Uno de los principales retos que se ha marcado Gonzalo Pérez Jácome como nuevo alcalde de Ourense es poner orden en la gestión de los recursos humanos del Concello. Entre las medidas que pondrá en marcha para ello está una que pretende ser muy inmediata. Se trata de la puesta en marcha de un sistema tecnológico de control horario de su jornada laboral de la plantilla. El líder de Democracia Ourensana quiere, de este modo, asegurarse de que todos los funcionarios cumplen adecuadamente con sus obligaciones.

Jácome informó que este mismo martes firmará una providencia para poner en marcha esa medida de forma «inmediata». Esta era una prioridad política para el nuevo regidor, que ya propuso esa idea en el pasado mandato. Pese a que la iniciativa fue aprobada y a que llegó a salir adelante una modificación presupuestaria que preveía un gasto de 75.000 euros para contratar la instalación del sistema, este nunca llegó a implantarse (solo funciona en el pabellón de Os Remedios). «Ningún funcionario debería preocuparse por esto si están cumpliendo el horario laboral. El que se preocupa entonces es que lo está incumpliendo. Esa es la reflexión», señaló.

El primer día en el cargo

Este lunes fue el primer día laborable de Gonzalo Pérez Jácome como alcalde. Llegó al Concello cuando pasaban unos minutos de las ocho de la mañana y mantuvo reuniones con algunos de los funcionarios de más alto rango. Según explican fuentes del ejecutivo local, esos encuentros no fueron solamente de cortesía, sino que el nuevo regidor quiso entrar en detalle sobre los retos y necesidades de cada área. Por otra parte, por la tarde hubo una reunión de representantes de DO con miembros del PP para seguir negociando el reparto concreto de responsabilidades en la coalición. En este sentido se acordó establecer una Junta de Gobierno que estará en principio formada con cinco miembros del PP -todos sus ediles salvo Jesús Vázquez y Mario Guede- y cinco de DO (los cinco primeros de su candidatura).

Caballero critica el «cambio de cromos» y Tellado defiende el acuerdo con DO

La investidura de Gonzalo Pérez Jácome como alcalde de Ourense se ha convertido en noticia a nivel nacional y continúa generando reacciones. Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG insistió este lunes en pedir explicaciones al presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, por el pacto de los populares con Democracia Ourensana. El líder socialista lo calificó como un acuerdo de «vergoña» y recordó que el máximo responsable del PP en Galicia había dicho que Jácome es «letal» y «tóxico» para la ciudad. El pacto para repartirse Concello y Diputación es «un cambio de cromos que traizoa ao electorado de Ourense», reflexionó Caballero, que explicó que «os votantes do PP non queren a Jácome e os de Jácome non queren a Baltar». A su juicio, «Feijoo pecha o seu ciclo político cun exercicio de indignidade política e cun bochorno e un esperpento que cremos que Galicia non merece».

El pacto -que también fue criticado en las últimas horas por comunicados de la plataforma Ourense Mellor y por Podemos, en ambos casos sin representación municipal- sí ha encontrado defensores en el PP. «Bien vale la pena hacer sacrificios y llegar a acuerdos», señaló este lunes el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado. «Estoy seguro de que habrá un Jácome distinto ahora que es alcalde al que fue en la oposición. Estoy seguro y además lo deseo», sentenció el dirigente popular. Esas palabras provocaron las críticas de Laureano Bermejo, concejal de Ciudadanos.

Ciudadanos critica al BNG por votar en blanco y no a Villarino como sí hicieron ellos

Rafael Rodríguez Villarino, candidato del PSOE a la alcaldía, recibió once votos en la investidura del sábado, los nueve del grupo socialista y otros dos. Aunque inicialmente muchos pensaron que esos últimos correspondían al BNG, en realidad fueron los dos ediles de Ciudadanos los que apoyaron a Villarino. Lo resaltó este lunes el candidato de Ciudadanos, Pepe Araújo: «Non entendo o voto en branco do Bloque na sesión de investidura. Por desgraza so había dúas opcións».

El líder del BNG, Luis Seara, no comprende esas críticas. «É ben máis difícil de entender o deles ao PSOE que non vale para nada. Na Deputación ían optar polo PP. Iso chámase coherencia». Si el Bloque hubiese votado favor de Villarino -como hizo Ciudadanos- el socialista habría logrado trece apoyos. El pacto de Democracia Ourensana y los populares seguiría estando por encima, con catorce.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Jácome ordena reforzar de inmediato el control horario de los funcionarios