Los problemas de aparcamiento y de tráfico exigen soluciones que no llegan

El escaso impulso a la peatonalización provoca críticas entre vecinos y expertos


OURENSE / LA VOZ

Uno de los grandes retos a los que tendrá que hacer frente la nueva corporación municipal es el de la movilidad. Durante el mandato 2015-2019 se pusieron sobre la mesa los problemas existentes en este ámbito, como el caos que se origina en las horas de entrada y salida de los colegios, la compleja convivencia con los vehículos en zonas peatonales, la proliferación de atropellos urbanos, los excesos de velocidad en determinadas calles o las carencias de líneas y frecuencias en el transporte público. Sin embargo, las soluciones propuestas no acaban de ponerse en marcha.

Respecto a la última de las problemáticas citadas, cabe destacar que la concesión del servicio del autobús urbano está funcionando en precario porque el contrato caducó y el gobierno municipal no fue capaz de cumplir con los plazos para volver a sacarlo a concurso antes de que se originase esta situación. La licitación quedará, por lo tanto, para la nueva corporación.

Por ese motivo, este asunto fue objeto de debate durante la campaña electoral con distintas propuestas de mejora. «En el Plan Móvete está todo», dice, sin embargo, Benito Bouzada, portavoz de Stop Accidentes en Ourense, que se refiere de este modo al plan estratégico sobre movilidad aprobado en septiembre del año 2018 por el Concello de Ourense después de un largo proceso de participación ciudadana en el que él mismo colaboró. «Ese plan nos costó un dinero y lo que hay que hacer es ponerlo en marcha», dice el portavoz de Stop Accidentes, que lamenta la timidez con la que se están implantando las medidas recogidas en ese documento.

Cree que hace falta más «voluntad y valentía» por parte de los dirigentes municipales y urge la peatonalización de más calles, tal y como está previsto. Hasta ahora solo se puso en marcha esa línea de trabajo en la calle Xaquín Lorenzo y un tramo de Cardenal Quevedo, aunque la solución adoptada ha provocado quejas vecinales.

Por otro lado, Bouzada alude a los resultados de una encuesta de Sondaxe publicada recientemente en La Voz de Galicia en la que los ourensanos destacaban la movilidad como una de sus principales preocupaciones. «La gente dice claramente que hace falta un cambio», resume el portavoz de Stop Accidentes, que también reclama la implantación de párkings disuasorios para reducir el tráfico en el centro o zonas especiales de carga y descarga para evitar el caos que se origina en las entradas y salidas de los colegios.

Propuestas de campaña

Durante la campaña electoral el PSOE centró sus propuestas en este ámbito en la puesta en marcha del transporte metropolitano o la creación de un tranvía en el corredor ferroviario que quedará liberado con la llegada del AVE. El PP prometía, por su parte, la ejecución del plan Móvete y la construcción de dos aparcamientos disuasorios así como un servicio «exprés» entre la ciudad y las zonas industriales. DO proponía, por su parte, la instalación de rampas y escaleras mecánicas en distintos puntos de la ciudad así como más peatonalizaciones y un bus circular. Esa última propuesta también la hizo Ciudadanos. El partido naranja también se comprometía a crear carriles-bici. Finalmente, el BNG hablaba de priorizar el concurso para adjudicar el bus urbano como primer paso para poner en marcha el transporte metropolitano. Los nacionalistas también proponían un metro ligero en las actuales vías del tren.

Las coordinadoras del Plan Móvete confían en su ejecución gobierne quien gobierne

La redacción del Plan Móvete fue coordinada por el estudio de urbanismo y arquitectura Urba+, con Paula Feijoo y Emma Noriega al frente. Esta última explica que el documento salió adelante con el mayor consenso político posible y cree que será una realidad «sea quien sea quien gobierne». En este sentido, Noriega recuerda que para la elaboración del plan se tuvieron en cuenta las aportaciones de distintos colectivos y también de los partidos. Aunque Democracia Ourensana abandonó la comisión, «todos los grupos han demostrado interés por este proceso», añade. Cree, por lo tanto, que el Móvete se hará realidad tarde o temprano. Preguntada por las críticas en relación a los escasos avances que ha tenido la ejecución de este plan durante el último mandato, Emma Noriega lo achaca al ambiente preelectoral. Confía, en este sentido, en que el arranque de un nuevo mandato pueda servir también de impulso a la puesta en marcha de las medidas previstas en el documento, como la creación de una gran «almendra» peatonal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los problemas de aparcamiento y de tráfico exigen soluciones que no llegan