Prisión y privación del carné por eludir un control de alcoholemia

Los hechos ocurrieron en el casco urbano de Verín en el 2015


ourense / la voz

En doce meses de prisión quedó este martes fijada la condena para un conductor que se reconoció autor de un delito contra la seguridad vial y otro de atentado. Los hechos que llevaron a R. F. B. a sentarse en el banquillo de los acusados del juzgado penal tienen su origen en un incidente ocurrido en septiembre del 2015 en el casco urbano de Verín. En concreto, en la calle Luis Espada, en la que los agentes del instituto armado habían instalado un control preventivo de alcoholemia.

Al percatarse del control y de que los agentes le estaban dando el alto al coche que le precedía, el acusado dio un volantazo y trató de adelantar al otro coche, «poniendo en riesgo con su conducción a los agentes actuantes, que tuvieron que apartarse de la trayectoria del vehículo para evitar ser atropellados». En la vista el acusado reconoció los hechos y se llegó a un acuerdo de conformidad entre las partes, que supone una reducción respecto a la pena que inicialmente solicitaba el ministerio público en su escrito. La condena implica que el conductor pierda su permiso durante dos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Prisión y privación del carné por eludir un control de alcoholemia