Feijoo ve «de sentido común» que el PSOE gobierne el Concello de Ourense

También cree que el Partido Popular debe liderar las tres diputaciones en las que ganó


santiago / la voz

No fue un intento de intercambiar cromos, como el que se está perpetrando estas semanas en otros territorios. Es su conocida idea de que gobierne la lista más votada llevada a la práctica en Galicia tras el 26M. El presidente Feijoo ve «de sentido común» que el día 15 el PSOE se haga con la alcaldía de Ourense, porque fue el partido con más respaldo. «Iso sería unha resposta limpa» a lo que dijeron las urnas, afirmó. Pero también cree que José Manuel Baltar debería seguir al frente de la Diputación de Ourense, porque solo le falta un diputado para la mayoría, y extendió esta circunstancia a los otros dos organismos provinciales (Lugo y A Coruña) donde los populares son primeros, pero no con más sufragios que el resto de los partidos con representación.

La exposición de esta tesis, extensible a los concellos -el PP fue primera fuerza en A Coruña, Ferrol y Lugo-, le sirvió a Feijoo para esquivar una pregunta concisa sobre los contactos entre dirigentes populares y Democracia Ourensana para resolver la gobernabilidad en la capital y en la Diputación. Ni palabra sobre la formación de Gonzalo Pérez Jácome, al que el propio presidente ha atacado con dureza en las últimas semanas para situarlo en la esfera del populismo local.

El objetivo del dirigente gallego parece que no era tanto hacer un reparto rápido y real de poder en la provincia ourensana como poner de relieve que es el PSOE el que ha marcado las normas de juego, por lo que no consideró justo que ahora se critique al PP por intentar avanzar con pactos en un «taboleiro» que impusieron los socialistas. «Nin estamos cómodos nin me gusta participar», reconoció Feijoo, que confía en que algún día se pueda pactar alguna fórmula para premiar las listas más votadas con un plus de representación que garantice la gobernabilidad o con un modelo de segunda vuelta.

Solo gobernar

El líder del PPdeG tampoco se libró ayer del tema que más se va a repetir en los próximos meses en sus comparecencias públicas y calificó de «pregunta clásica» el intento de los medios de saber si se va a presentar a las elecciones autonómicas del otoño del 2020. La respuesta también fue bastante clásica: lo anunciará «cando sexa oportuno», una fecha indeterminada que se puede situar en torno a la Semana Santa del próximo año, que finaliza a mediados de abril. Entonces restarían algo más de cinco meses para que él mismo se activase en campaña o cediese el mando a otro candidato. Hasta entonces, «a gobernar». El presidente de la Xunta ve injustificable que Galicia no esté en marcha después de tres elecciones y mientras el Gobierno central, doce comunidades y 8.000 ayuntamientos están en funciones. «Quedan 15 ou 16 meses para as eleccións», dijo sin precisar demasiado, «e os galegos elixíronme para gobernar», reflexión con la que también taponó cualquier debate sobre un hipotético adelanto electoral, sobre el que sí se habla con mayor intensidad en el País Vasco.

Sin prisa por los senadores

El dirigente popular tampoco quiso valorar las insinuaciones de la oposición, que aprovechó la decisión del grupo parlamentario mayoritario de aplazar la elección de senadores por designación autonómica para deslizar supuestas desavenencias internas. Feijoo confirmó que se resolverá este mes, pero calificó el comentario «de política frívola» y también dejó caer que él tenía una idea bastante clara sobre quiénes tienen que ser los dos representantes gallegos del PP en la Cámara Alta. «Son outros os que non o teñen claro», dijo en referencia a En Marea, que ha abierto su enésima crisis a cuenta del puesto que le corresponde por ser primera fuerza de la oposición. Si no rompen antes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Feijoo ve «de sentido común» que el PSOE gobierne el Concello de Ourense