La primera ficha del COB pasa por renovar a García de Vitoria

Tras disminuir la deuda, el club sabe que técnico y afición solicitan un proyecto más ambicioso


Sin tiempo para digerir la excepcional temporada del Club Ourense Baloncesto hasta la final a cuatro de Bilbao y ese lunar que significó la forma en que cayó en Miribilla frente al Palma, desde la sala de máquinas del club ya se trabaja pensando en la próxima temporada y en el rumbo que debe seguir una entidad con la solera de la cobista, con una afición fiel que confían en proyectos más ambiciosos.

periplo deportivo

Buen rendimiento con escasos recursos. Hace cuatro años, tras el frustrado ascenso en la pista que no se concretó en los despachos, se abrió paso a un proyecto austero, para rebajar las deudas del club. Presupuestos ajustados al máximo y de los más bajos de la LEB Oro con los que el equipo estuvo incluso a punto de dar con sus huesos en la LEB Plata o hasta desaparecer, en uno de esos habituales veranos con problemas para formalizar la inscripción o para cerrar el ejercicio económico en la temporada. Este cuatrienio se culminó el sábado en Bilbao con el «milagro» de estar entre los cinco mejores equipos de la categoría y quedarse a dos partidos de repetir ascenso a la ACB, objetivo muy por encima de la calidad de la plantilla y de su presupuesto. Gracias al esfuerzo y el trabajo realizado con escasos medios humanos de la entidad y, por supuesto, del cuerpo técnico compuesto por Gonzalo García de Vitoria y Miguel González en el aspecto deportivo.

Situación económica

Las deudas disminuyen. Paralelamente a los brotes verdes en el aspecto deportivo, la deuda que ahogaba al club y que le impedía crecer se terminará de pagar en enero de 2020 y dejará de ser como reconocía el presidente, Camilo Álvarez: «El jugador mejor pagado de la plantilla cada mes». Poco a poco, el apoyo de las empresas de Ourense crece en el presupuesto del club y se confía que se mantenga el de otras gallegas como Estrella Galicia o Leche Río, así como el compromiso institucional, que hasta la fecha por parte del Concello era inexistente como propietario del club, si bien parece que puede volver a concretarse en cantidades similares a las que ya había recibido la entidad, por lo que se desprende de la mayoría de la futura corporación municipal, a la vez que se mantiene el de la Diputación Provincial.

afición

El mayor activo del club. En todo este complicado proceso, la masa social no se perdió nunca, sino que más bien se ha ido incrementando tras aquel primer año de frustración por el ascenso fallido. Incluso revivió en Bilbao su apoyo al baloncesto y al COB, reafirmando lo vivido en el Paco Paz en cada partido del equipo, con una media de más de 2.000 espectadores. Los más de 400 aficionados que se desplazaron a Bilbao, algunos incluso desde fuera de Ourense por motivos familiares y laborales, siguen al equipo desde donde están, representan al Espíritu de los 900 de hace cuatro años en Lugo, quizás con mayor relevancia por el coste del desplazamiento y la distancia del mismo en esta ocasión y un motivo más que justifique que el proyecto cobista volverá a dar un golpe de timón, tal y como se venía demandando.

NUEVO PROYECTO

Darle mejores mimbres a García de Vitoria. La idea inicial del club en lo que a planificación deportiva se refiere es clara y solo una variación inesperada, en lo que al apoyo económico se refiere, la modificaría. Una línea de acción en la que ya se comenzó a trabajar durante el playoff de ascenso y a la que este fin de semana en Bilbao se le quiso seguir dando forma. El primer paso será la renovación de Gonzalo García de Vitoria, renovación que a día de hoy no está confirmada y que iría ligada a los mimbres que se le ofrezcan. Todo lo que no sea un incremento presupuestario y una apuesta radicalmente opuesta a la de estos últimos años de partida con la permanencia como objetivo, alejaría al técnico bilbaíno del banquillo del COB seis años después de su llegada. En lo que respecta a jugadores, se trabaja en la renovación de pilares de la actual plantilla para no comenzar como años atrás desde cero. Jhornan Zamora, Alfredo Ott y Kevin Van Wijk, salvo giro inesperado o que el técnico no siguiese, seguirán ligados al equipo. Y dos más como Sergio Rodríguez y Rozitis podrían hacerlo, de no tener la opción de ACB o liga europea en el caso del pívot letón. Incluso no se descarta las opciones de Pluta y Molins como apuesta de jóvenes con proyección. Todas estas decisiones estarían consensuadas con el técnico, se comunicarían cuanto antes y ya se trabajaría en las incorporaciones de cuatro o cinco jugadores de nivel, buscando una plantilla de mayores garantías para optar a jugar de nuevo los playoff de ascenso. Las reuniones, tanto en el aspecto económico, pendiente de la formación definitiva de la corporación municipal, como en el deportivo, se desarrollarán con intensidad en los próximos quince días, cuando el COB debe comenzar a generar las primeras noticias del nuevo proyecto para la próxima temporada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La primera ficha del COB pasa por renovar a García de Vitoria