«Hay concejales del PP y del PSOE que me van a votar, y también sus familias»

Gonzalo Pérez Jácome solo pone una línea roja a Baltar porque no está capacitado para gobernar, asegura


Ourense

Asegura que se ve ya como alcalde y, si no lo consiguiese, mantiene que su «propósito personal» es marcharse. «Yo fui el mejor de la historia de Ourense haciendo oposición y ahora quiero demostrar que soy el mejor como alcalde», dice. Su ideología, según asegura, es el «microliberalismo» porque «es la ley de la evolución, es algo darwiniano». Presume de partido y se pregunta: «¿Quién está más capacitado para dirigir una ciudad? ¿El que hizo todo de cero o aquellos que les dan todo hecho y que solo son una franquicia de Madrid?».

-Quienes se fueron del partido lo hicieron lanzándole críticas a usted por su forma de llevar DO.

-DO es el partido más ourensano, ni de izquierdas ni de derechas. Yo me considero una persona con talento pero es que, aparte de mí, tenemos más personas con talento y eso no lo pueden decir los demás partidos. Además somos los que más nos hemos renovado, en un 75 %, y la gente que se ha ido, que ha sido poquísima, no entiendo que cambiaran de criterio a los cinco minutos de irse. ¿Por qué no hablaban mal cuando estaban dentro?

-Las mayorías absolutas parecen una quimera. ¿Tiene algún socio preferente?

-No. Esta frase la acuñé el otro día: yo pactaría con el diablo si nos garantiza el cielo para Ourense. En realidad no va a negociar Gonzalo Pérez Jácome, sino nuestro programa electoral.

-¿Y líneas rojas?

-Está claro que hay un ególatra que está manejando esta provincia y que es uno de los culpables de que Ourense tenga el retraso que tiene, que es José Manuel Baltar, que no puede estar al frente de la Diputación. Para él es simplemente su juguete de los números. Él decidió ser el mejor en unas estadísticas que no le sirven de nada a nadie, como decir que es el primero de España en aprobar los presupuestos. Es una persona que tiene cosas de niño pequeño y que no está capacitada para gobernar.

-En los últimos días Villarino, del PSOE, lo ha criticado mucho.

-Me parece intolerable. Solo hace juicios de valor hacia mí. Dice que tengo ocurrencias, pero realmente quien tiene propuestas somos nosotros y luego nos copian los demás. Además, primero decía que conmigo es difícil dialogar y sin embargo está diciendo que ya tengo un pacto cerrado con el PP y el PP hace lo mismo. O sea, que realmente es incoherente lo que dicen. Una persona formada, que es psicólogo como Villarino, y que solo hace juicios de valor, no lo veo serio.

-Si el PSOE no le hace alcalde, ¿impediría que los socialistas gobernasen en la Diputación si usted es llave allí?

-Hombre, vamos a ver, manos que no dais, ¿qué esperáis? Sería el colmo. Lo importante es el programa, pero no pueden decir que yo no les valgo para negociar si voy de número uno, pero si van ellos sí. Ahí estarían demostrando que lo único que les importa es el puesto.

-Dicen las encuestas que más de la mitad de los votantes de Vox en las generales elegirán ahora a DO. ¿Qué le parece?

-Es lo que yo acuñé como falacia de efecto parcial. Es verdad a medias. Efectivamente, me gustaría que me votase todo el mundo y lo que no dicen, por ejemplo, es que una gran cantidad de votantes de BNG, OUeC, PSOE y PP nos votan. Si miramos los resultados de las generales, cuando se presenta DO en las municipales vemos que hay un bajón en todos los partidos. No se puede hacer una lectura sesgada.

-Pero en el caso concreto de Vox el porcentaje es mucho más alto.

-Sí, pero en términos absolutos es absolutamente minoritario. Son muy pocos los votantes de Vox. Entonces, en términos absolutos, a quienes más les restamos es a PP y a PSOE. Tú coges el porcentaje de lo que a ti te interesa, pero tienes que mirar en términos absolutos. Somos un partido ecléctico que les restamos a todos.

-Con tantos enemigos como tiene en la política, ¿no le resultará difícil llegar a acuerdos dentro y fuera del Concello para gestionar la ciudad si finalmente es alcalde?

-No, yo hablo con todo el mundo y de hecho somos los que más hemos llegado a acuerdos. Cuando nos llamaron para negociar, conseguimos un punto estrella de nuestro programa, que era bajar el IBI un 20 %. Es más, hay cantidad de gente del PSOE y del PP con los que tengo unos lazos tremendos. Estoy en contacto con ellos y tengo información confidencial de PP y PSOE porque me la mandan. Incluso de Podemos ha habido un acercamiento a mí últimamente también. Hay concejales del PP y del PSOE que me van a votar, y también sus familias.

-Usted ha sido muy beligerante con los derechos sociales de los funcionarios municipales. El alcalde se ha excusado en problemas con el personal para determinados trámites. ¿No teme un recibimiento poco amistoso?

-No, para empezar el alcalde es el hombre excusa. Cuando no le echa la culpa a los funcionarios de la gestión, echa la culpa a los funcionarios por los dictámenes y cuando no, a la oposición. Respecto a si tendremos problemas, no tememos nada porque se trata de llegar a un barco y decirle a los marineros cómo hay que hacer las cosas. Muchos funcionarios están desmotivados y van amargados al trabajo. Hay que recuperar esa motivación y, cuando sepan que van a trabajar por un proyecto ilusionante y que van a ser protagonistas de una ciudad que va a ser noticia nacional por cómo va a revolucionar la política, se van a sentir orgullosos. Y, si algún funcionario no quiere trabajar, hay expedientes disciplinarios y está claro que hay que actuar como en un equipo de fútbol o una empresa privada: o haces lo que te manda la ley hacer o hay que aplicar la ley.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Tags
Comentarios

«Hay concejales del PP y del PSOE que me van a votar, y también sus familias»