Los coches demodé renacen en Xinzo

Un mecánico limiano reactiva el motor de dos coches de 1970 y 1954 parados desde hace décadas


xinzo / la voz

Antaño fue un viejo Renault 4CV, una elegante reliquia de 1954. Ahora un vetusto Seat 600 E, matriculado en 1970. Ambos turismos llevaban entre 20 y 32 años sin arrancar, aunque habían sido cuidados por sus antiguos dueños. Un vecino de Xinzo y una persona mayor de Ourense.

Ambos han resucitado. Sus motores han vuelto a rugir tras años de silencio. El responsable ha sido Francisco Seguín Dios, que regenta hace años un taller mecánico de vehículos agrícolas y gran aficionado al motor.

«La última revisión del Seat 600 se pasó en el año 1999», confiesa. «Desde entonces estaba en el garaje. Le hice una oferta y lo compré. La persona que me lo vendió lo había comprado por encargo hace casi cincuenta años. Lo seguía teniendo en el garaje aunque no lo arrancaba hace tiempo», señala.

«Me costó un poco de tiempo pero usando una batería logré encenderlo y anda correctamente de todos los sistemas. Las luces, la carburación y la dirección. En los próximos días le voy a pegar un retoque y vamos a ir a pasar la ITV para poder circular».

El mítico 600 E era un pequeño lujo en aquellos tiempos del tardofranquismo. «Era un turismo que era tope de gama en su clase. Uno de los detalles que tiene es que cuenta con un techo solar, algo inhabitual entre los utilitarios de aquellos momentos», revela.

El turismo cuenta con asientos de cuero y en el cuentakilómetros se refleja que podía alcanzar unos 120 kilómetros por hora. Un auténtico lujo hace medio siglo. «El señor que me lo dio me comentó que le había costado 55.000 pesetas de la época. Era una cantidad muy respetable teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado desde que fue matriculado», asegura. Comprarse un coche de estas características no estaba al alcance de cualquier bolsillo, aunque se trataba de un modelo de 600 mejorado que fue fabricado sobre todo a partir de finales de los años 60. «Parece que había que pedirlo con antelación, ya que tardaban uno o dos meses en entregártelo. En su día era un coche con unas prestaciones muy buenas para su época», sentencia.

Pendiente está todavía de rematar la otra joya de la corona, el histórico Renault 4/4, una pieza singular a la que le hay que dar un retoque tras tres décadas en el dique seco. «En este caso, al igual que en el Seat 600, la chapa estaba bastante bien, pero uno de los problemas es ponerle unas cubiertas muy pequeñas, ya que las ruedas que tenía eran de un tamaño muy diminuto. Espero que este verano pueda darle una vuelta», comenta.

En el caso del coche de la marca francesa, la degradación del automóvil era mucho mayor que la del Seat 600. Seguín Dios asegura que su labor como resucitador de coches le supone una gran alegría. En las próximas semanas, tras formalizar un seguro, ya confía en poder darse un garbeo con su 600 de casi medio siglo de vida.

Repara los coches fuera de horario de trabajo o en los fines de semana. Simpatizante del PP, recuerda como el propio presidente de la Diputación, José Manuel Baltar Blanco, le ofreció casi 6.000 euros por el Renault en su momento. Una oferta que declinó: «No reparo estos coches por ganar dinero u obtener beneficios, lo que pretendo es que vuelvan a funcionar coches que llevan mucho tiempo sin funcionar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los coches demodé renacen en Xinzo