El COB vuelve a perder sus señas de identidad en la pista del Pazo

Las facilidades del Palencia no frenaron la mala racha ourensana en casa: 52-55


ourense / la voz

El Paco Paz es sin duda la asignatura pendiente del COB una temporada más. Ni ante un rival en clara decadencia de resultados y con el premio del factor cancha en juego, el equipo de Gonzalo García de Vitoria fue capaz de brindar un triunfo a una afición fiel y que lleva tres partidos consecutivos viendo perder a los suyos como local: 52-55. Aunque la derrota no fue lo peor, si no la imagen del equipo, sin lugar a dudas la peor de la temporada, estando a merced del rival durante todo el partido, con los peores porcentajes de tiro de toda la temporada y con jugadores clave rindiendo a muy bajo nivel.

Claro que el adversario tampoco lo hizo mucho mejor y el partido se convirtió un tormento para el aficionado con el complemento de un arbitraje al nivel del partido que convirtió los dos primeros cuartos de partido los más difíciles de dirigir para el espectador de todo el año. El resultado tampoco acompañó porque salvo minutos de regalos de Palencia en forma de pérdidas de balón, que propició los mejores minutos de Pepo Vidal y los únicos de cierta lucidez cobista en ataque anotando en contraataque. Así consiguió liderar el marcador con rentas exiguas (18-15) y todo ello tras superar la pésima racha en ataque de Sergio Rodríguez y Rozitis sobre los que se cargó el juego de ataque cobista en el inicio.

Lo peor llegó en los veinte minutos siguientes donde el COB ofreció una sucesión de pérdidas incomprensibles, fue incapaz de controlar el rebote y se quedó sin referencias en ataque toda vez que a Ott ni lo buscaba el equipo, Rozitis estaba ausente, Zamora fallón e individualista y Sergio Rodríguez tan voluntarioso como errático. Si a todo ello se le sumaba que el equipo cobista revivía ciertas fantasmas con el triple, terminando con un 0 de 8 al descanso, el resultado a toda esta suma de factores era la ventaja de un Palencia discreto y jugando al fallo de los ourensanos (21-28).

El lastre del triple

El partido no cambió de decorado en el segundo tiempo, a excepción de unos minutos de inspiración de Palencia en el triple que le bastó para abrir una brecha superior a 10 puntos, alcanzando una máxima de 14 (27-41) a falta de 3.12 para el final del tercer cuarto que le permitió aguantar sin agobios el arreón del COB que estaba por llegar. Ott fue el líder que tanto demandaba el equipo ourensano, pero sus puntos fueron insuficiente, mientras el resto de referencias seguían desaparecidas y el desacierto en el triple seguía en aumento hasta el 0 de 17, rompiendo la racha Zamora a falta de cuatro minutos para acabar el partido. Y Palencia se llevó el partido sin complicaciones y la única positiva para el COB es que logró el average particular con Palencia.

Claro que en el balance negativo destaca que pensar en conseguir factor cancha después de esta derrota solo podría conseguirse en caso de ganar al Araberri y al Melilla en las dos últimas jornadas. Y quizás lo peor es que quizás los síntomas de que el COB está en la reserva empiezan a ser evidentes.

?Pepo Vidal (4), Ott (13), Sergio Rodríguez (2), Van Wijk (6), Rozitis (3) -quinteto inicial-, Masters (2), Pluta, Muratovic (1), Watson (10), Zamora (11).

?

Jorge Sanz (3), Vasturia (11), Hermanson (10), Otegui (6), Gustys (6) -quinteto inicial-, Aranitovic (5), Grimau (4), Kone, Zubizarreta, Cvenitovic (6), Veljkovic (4).

Parciales por cuartos: 12-13, 9-15, 15-17 y 16-10.

Árbitros: Morales Alcaide, Mas Cagide y García Parejo. Sin eliminados.

Incidencias: Pazo de los deportes Paco Paz. Con unos 1.800 espectadores en sus gradas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El COB vuelve a perder sus señas de identidad en la pista del Pazo