Política, asunto de familia


Es reveladora la frase de la candidata al Congreso por Ourense de un partido político. Se presenta por esta provincia como podría hacerlo por cualquier otra, porque su vinculación con el territorio es cero, pero la verdadera razón que la ha llevado a liderar la lista para las elecciones del próximo 28 de abril es que es la tía del presidente del partido. Tampoco es que pudiera hacerlo, pero lejos de negar esta circunstancia, ella admite que «muchas familias comparten negocio», razón por la cual a nadie debería extrañarle, pensará ella, que haya sido la elegida para representar a la formación política de su sobrino. Si en la empresa privada se hace, ¿por qué no en política?

Qué nos va a contar esta señora que nosotros no sepamos. Aquí tenemos claro desde hace tiempo que la política es un asunto de familia. Todos recordamos seguramente el momento en el que quien durante décadas fue el presidente provincial del partido más votado, pasó a la jubilación después de dejarlo todo «atado y bien atado» para que su hijo lo relevase en el cargo. En realidad aquellas artimañas le costaron una condena por prevaricación, pero a él ya qué más le daba. Había conseguido colocarnos a su vástago. Lo demás no importaba.

Y qué decir de esos alcaldes que antes de marcharse se aseguran de que los sucedan hijos o parientes cercanos y de esos vástagos que siempre son los mejores candidatos para ocupar puestos en instituciones públicas. Así que, sí, sabemos que muchas familias comparten negocio y que ese negocio puede ser la política. No nos cuenta nada nuevo. Y eso es lo peor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Política, asunto de familia