Ourense confía en que la Unesco reconozca el valor de la Ribeira Sacra

Los alcaldes consideran la candidatura como «muy positiva» para el territorio

c cortés
ourense

Habrá que esperar dos años para saber si todos los esfuerzos han valido la pena. El Consejo de Patrimonio Histórico decidió ayer que la Ribeira Sacra era la mejor candidatura que podría llevar España a la convocatoria del 2021 de la Unesco, para su inclusión en la lista de Patrimonio de la Humanidad. En estos dos años será necesario redondear el expediente de la candidatura que tiene como su principal fortaleza la singularidad de un paisaje que ocupa 18.000 hectáreas. Su diversificación y manifestaciones culturales, materiales e inmateriales, serán clave. Además, hay que tener en cuenta que la Ribeira Sacra ya cuenta con una protección especial (BIC) que no tenían otros paisajes que ya son Patrimonio de la Humanidad. Esto hace que el anuncio de ayer fuera recibido con especial alegría.

La directora xeral de Patrimonio Cultural, María del Carmen Martínez Insua, no pudo contener la emoción cuando el director general de Bellas Artes, Román Fernández-Baca, anunció lo esperado, en el marco incomparable de Parador de Santo Estevo. Minutos después, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, se sumaba a la alegría: «Estamos moi contentos, a partir de hoxe temos á Ribeira Sacra dentro do Patrimonio da Humanidade, so falta o paso definitivo. Temos un ben senlleiro e importante para a Galicia de interior. Houbo un apoio unánime á candidatura, un traballo técnico moi importante e unha implicación de axentes locais, deputacións, concellos... Unha unión de forzas que posibilita estar celebrando un paso tan importante para a Ribeira Sacra e para Galicia. O importante serán os efectos, que teñen que ver con que esta zona estará nun clube moi selecto e significa un revulsivo económico e social para este territorio. Suporá un antes e un despois», dijo.

El titular de Cultura señaló que esta declaración posibilitará que se genere mucha actividad económica y un estímulo de desarrollo importante con capacidad para crear empleo y fijar población en el territorio. Los alcaldes de los concellos, que en algunas ocasiones mostraron sus reticencias ante este tipo de declaración por miedo a las repercusiones que pudieran tener sobre la vida de sus vecinos, creen ahora que es un paso muy importante. Yolanda Jácome, regidora de Parada de Sil, explicó que la declaración compensa y será positiva: «Era algo previsible e a pesar de que algún di que condicionará dalgunha maneira a forma de vida dos veciños, iso xa pasou coa declaración BIC. Dende logo, para min pesa moito máis o positivo sobre todo dende o punto de vista turístico». Sara Inés Vega, de Castro Caldelas, se unió a este sentimiento: «Para los concellos será un impulso muy importante. Es una gran espaldarazo. Lo más importante es que reconoce el esfuerzo de todo un territorio». El regidor de A Teixeira, Miguel Antonio Cid, apunta la importancia desde el punto de vista turístico y cree que «teremos máis estímulos e inversión para o mantemento dos pobos. Sen que iso repercuta na forma tradicional de vida».

También César Parente, el alcalde de Nogueira de Ramuín, señaló el orgullo que supone la unanimidad del consejo de patrimonio ante el expediente de la Ribeira Sacra. «Os alcaldes temos unha gran responsabilidade. Debemos conservar o noso. Durante este tempo tiven a posibilidade de falar coa xente da cultura de outras comunidades e todos alabaron a riqueza desta zona», afirmó. Parente cree que el impacto de la declaración de Patrimonio Mundial será grande para toda la zona, pero también para toda la provincia de Ourense por la gran repercusión turística que tendrá.

El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, valoró como «obxectivo conseguido» el resultado del dictamen del Consejo de Patrimonio Histórico. «Culmínase así un proceso longamente esperado desde que en 2013 convoquei aos alcaldes da Ribeira Sacra da provincia de Ourense para plantexarlles a reactivación da candidatura, e unanimemente dixeron que si», explicó. Y señalo: «O recoñecemento de hoxe significa un galardón para a historia de Ourense, de Lugo e de Galicia, e para as súas xentes, que construíron unha sociedade de concordia e convivencia preservando o noso medio natural e converténdoo en orgullo de pertenza ao noso».

El alcalde de Sober y presidente del consorcio de turismo, Luis Fernández Guitián, apuntó que los años que quedan para el veredicto son un tiempo para «traballar en conxunto e pensar en Ribeira Sacra, sen personalismos nin localismos, porque somos un territorio e todos sumamos». Se reconocía contento porque aunque esperaba la decisión siempre hay incertidumbre: «Todos estamos cada día máis namorados deste territorio e sabemos as posibilidades que ten. A partir de agora témonos que apoiar entre todos, porque estamos a nada de conseguilo».

Más información en la sección de Cultura (página 25)

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ourense confía en que la Unesco reconozca el valor de la Ribeira Sacra