El finiquito definitivo de tres históricas sociedades manda a cien verinenses al paro

El juzgado autorizó la liquidación de Carrajo y Saroni


verín / la voz

Cerca de un centenar de verinenses vinculados a tres históricos grupos empresariales están o estarán de forma inminente en las listas del paro. En muchos casos se trata de operarios con más de 50 años y con unas grandes dificultades de recolocación en el mercado laboral. La autoridad judicial autorizó la liquidación de la constructora Hermanos Carrajo y de la textil Saroni y ya decretó el auto de extinción de relaciones laborales de las empresas Juan Miguel Diéguez y tiendas DyD, una distribuidora de alimentación con tiendas en varios puntos de la provincia y en Zamora. Los diferentes procesos de liquidación que empezaron hace casi medio año culminaron ya en el caso de Carrajo y Saroni con el despido con 20 días de indemnización por año trabajado de más de medio centenar de empleados.

En el caso de Saroni la jueza tomó en su día la decisión de liquidar ante «la imposibilidad de dar cumplimiento al convenio aprobado por sentencia de 19 de julio de 2016 (la salida del concurso de acreedores en el que estuvo esa sociedad entre 2015 y 2016)». En Construcciones Carrajo fue la propiedad la que solicitó la liquidación. Ambas sociedades, con más de 20 años de antigüedad, llegaron a contar en su día con más 400 empleados en su momento de esplendor. Saroni, por ejemplo, llegó a facturar en el 2009 más de 44 millones de euros. Tendas DyD tuvo 6,65 millones de euros de facturación en 2016. Y Carrajo, hace un cuarto de siglo, en su máximo auge, llegó a unos ingresos brutos de más de diez millones de euros anuales.

La CIG presentó un recurso contra la liquidación de Hermanos Carrajo ante el TSXG. Su portavoz, Anxo García Torrres, alertó de que la pérdida de riqueza que provocarán estos cierres en la economía comarcal provocará más pérdidas de empleo. «Persoal de servizos auxiliares destas compañías e o sector comercial, por exemplo, vanse ver afectados por estos peches. Verín está perdendo poboación e postos de emprego de forma moi alarmante», aseveró.

En noviembre y por iniciativa de la CIG, varios agentes sociales y políticos se definirá en la puesta en marcha de una mesa de análisis sobre la problemática del paro en la comarca. Ese organismo asesor o de análisis aún no ha planteado sugerencias concretas para mejorar la economía de O Val de Monterrei. Cuatro eran los ejes que se acordaron en noviembre en aquella reunión: la mejora del transporte en la comarca, el futuro del sector agroganadero y forestal, las posibles iniciativas para inversión y la implantación de ayudas para mejorar el tejido empresarial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El finiquito definitivo de tres históricas sociedades manda a cien verinenses al paro