El festivo de san José llena los restaurantes pero no los hoteles

La mayoría de los alojamientos de la ciudad tuvieron menos ocupación que el pasado fin de semana


ourense

Este es el segundo año consecutivo en el que Ourense celebra como festivo el Día del Padre. En el caso actual, con la influencia de un lunes que ha motivado un fin de semana de puente en el que algunos ourensanos han aprovechado para viajar al extranjero. Por su parte, otros decidieron dedicarlo a descansar y desconectar en distintos rincones de la provincia, pero no estaban solos. Un amplio porcentaje de turistas de diferentes puntos de Galicia pasaron este martes disfrutando de las instalaciones relajantes que ofrece la ciudad, tales como las termas de Outariz o las de la Chavasqueira.

Por el contrario, la afluencia de turistas de fuera ha sido mínima. Fundamentalmente de personas procedentes de Navarra, Valencia o el País Vasco -comunidades autónomas en las que también era festivo- y el caso es que desde los hoteles de la ciudad afirman que la ocupación fue incluso menor que la del fin de semana anterior. Los alojamientos ofertados por el Eurostars Auriense o el Irixo no han visto incrementarse sus beneficios con motivo del san José. También desde el nuevo Barceló explican que solo el 20 % de sus habitaciones fueron reservadas de cara al martes, mientras que en el Francisco II contaron con numerosos dormitorios individuales que se quedaron sin ocupar.

Dentro del sector hostelero la situación ha sido completamente diferente y el festivo provocó un lleno de manera general. La mayoría de restaurantes de la ciudad completaron sus comedores con familias reunidas en torno a los padres y a los josés de la casa. Establecimientos como el Habana 83, La Taberna o El Asador de Roa agotaron las reservas con varios días de antelación. «Tenemos completo el comedor desde el sábado porque hay familias grandes que reservan con mucha previsión cada año», cuentan desde el Habana 83.

Menús cerrados

Las opciones de menús cerrados específicos para el Día del Padre han tenido muy buena acogida. O Pazo de Canedo propuso tanto la opción de carta como la de una composición de platos cerrada por 35 euros, y completó el aforo con dos días de antelación. «Se trata de una de las fechas más fuertes del año y es gracias a que sea festivo. He tenido clientes que se arriesgaron a reservar en la terraza, a pesar de no tener fiabilidad con el clima en Ourense, para no quedarse sin mesa», explican desde el restaurante. Otra de las propuestas con mayor éxito para esta celebración fue la organizada por O Barazal. Por vez primera y en su Pazo de la Almuzara, plantearon, por 65 euros, un menú cerrado acompañado de un concierto de fados a cargo de la cantante Sara Pinto. Una opción que llegó a completar en torno al 70 % de la capacidad del comedor ya el día previo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El festivo de san José llena los restaurantes pero no los hoteles