«Tras un rechace la vi botando en el área y le pegué con toda el alma»

Róber Otero anotó su primer gol en la Tercera División y resolvió un choque vital para los carballiñeses


A Roberto Otero Portela (A Lanzada, 1996) podríamos considerarlo un hombre de mar y, de hecho, solo le falta un curso para convertirse en buzo profesional. Eso sí, con el balón muta en habilidoso extremo de banda zurda, criado en la cantera del Pontevedra CF y con una emergente presencia en la Tercera División, donde el Arenteiro le ha brindado su segunda oportunidad, tras el estreno con el Cerceda en 2016.

El pasado sábado Róber fue el autor del tanto de la victoria en O Couto, contra el Ourense CF, un momento especial para el futbolista por muchos motivos: «Fue muy importante, porque nos separa un poquito más de la zona de descenso, donde muchos de nuestros rivales están sacando puntos. Además, a nivel personal era mi primer gol en la categoría. Varios compañeros me decían que ya estaba cerca y el sábado coincidió con el cumpleaños de mi novia. Tras un rechace la vi botando en el área y le pegué con toda el alma. Fue muy ilusionante marcar en ese campo».

Y es que el pontevedrés se adaptó bien a O Carballiño y está muy motivado para asentarse por fin en la categoría nacional. Todo empezó el pasado verano: «Manel Vázquez tuvo una gran confianza en mí y durante sus vacaciones en San Vicente quedó conmigo para tomar un café y no tardó en convencerme para venir al Arenteiro. Tras su marcha, Gelucho cambió algunas cosas en el equipo, pero ha seguido contando conmigo».

El técnico de Cacheiras ha reubicado en los últimos partidos al carrilero para situarlo en la punta de lanza, un puesto que se ha visto mermado tras la marcha de Igor Sevivas y la lesión de Mitogo. Desde ahí, Otero tenía claro que los goles tenían que llegar, aunque la prioridad para él es ayudar al equipo: «La moral es la misma del principio de la temporada, según las circunstancias y las dinámicas, los entrenamientos pueden ser más tensos, pero esta plantilla está muy comprometida con el objetivo y sabemos que debemos mantener la intensidad hasta el final, porque todos los equipos que están en nuestra situación van a emplearse a fondo para salir. El mismo Lugo B, al que nos mediremos el próximo fin de semana, estaba muy abajo y ha comenzado a ganar seguido, como el Paiosaco o el Boiro, pese a que estos perdieron el domingo. Va a ser duro, pero estamos preparados».

Y lo dice un joven que bajó al Amanecer de Provincial para relanzar su carrera y, de paso, centrarse un año en sus clases de buceo. En O Carballiño, trabaja en una fábrica de eólicos y confía en que el viento sople a favor del Arenteiro: «Con nuestro esfuerzo llegará la recompensa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Tras un rechace la vi botando en el área y le pegué con toda el alma»