A juicio un verinense por atar a su perro a un árbol y golpearlo con una azada hasta matarlo

El fiscal reclama tres meses de cárcel para el sospechoso


Ourense

La brutal muerte de un perro pastor alemán a manos de la persona que debía encargarse de su cuidado llegará a juicio este mes en Ourense. En el banquillo de los acusados se sentará C. R. B., a quien el fiscal imputa un delito de maltrato animal, por las circunstancias en las que, presuntamente, murió su can, cuyo cadáver fue encontrado enterrado en una finca de su propiedad a finales de junio del 2017. Según sospecha el Ministerio Fiscal, el imputado, de 68 años, acudió con el animal a ese terreno, situado en la localidad de Vilela, cerca de Verín, y «de manera injustificada» ató al perro a un árbol. Luego, ayudado por una azada, habría golpeado repetida y brutalmente al animal en la cabeza, hasta matarlo.

Recoge el escrito de acusación que después el acusado habría enterrado al perro, cuyos restos fueron más tarde localizados por los agentes del Seprona. Por estos hechos el fiscal reclama una condena de tres meses de prisión para el acusado, quien padece un trastorno paranoide de la personalidad por el que se le aplica una circunstancia atenuante. Esta parte pide también que se le impongan tres años de libertad vigilada, durante los cuales tendrá que seguir un tratamiento ambulatorio. La vista está señalada para este mismo mes de marzo en el juzgado de lo penal número dos.

Los de casos de maltrato animal son cada vez más frecuentes en los juzgados ourensanos. Hace poco más de un mes el propietario de una explotación ganadera de Riós aceptó una condena de seis meses de prisión por haber dejado morir de hambre a varias de sus ovejas. En el juicio, eso sí, el ganadero alegó que tuvo que desatender a sus animales para ocuparse de su mujer enferma.

Otro caso en Avión

Pendiente de instrucción está, asimismo, otro asunto que afectó a tres caballos. Uno de ellos habría muerto a causa de los golpes que le propinaron, presuntamente, tres hombres, quienes además habrían dejado malheridos, debido a la misma conducta, a los otros dos. Fueron identificados y denunciados ante el juzgado de instrucción de Ribadavia por agentes del Seprona de la Guardia Civil después de varios meses de investigación. Según se cree los sospechosos, residentes en Redondela y Ponteareas, habrían sabido de la existencia de equinos salvajes en la frontera entre Ourense y Pontevedra y habrían conseguido reunir a tres de ellos, encerrándolos en el colegio de Avión. Allí los habrían golpeado con violencia para tratar de introducirlos en un camión, llegando a matar a uno e ellos y a herir de gravedad al resto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A juicio un verinense por atar a su perro a un árbol y golpearlo con una azada hasta matarlo