Más de cuatro mil ourensanos pidieron en el 2018 justicia gratuita

Casi el 90 % de las solicitudes presentadas se resolvieron favorablemente el año pasado


ourense / la voz

Establece la Constitución que los ciudadanos, españoles o extranjeros -incluso aquellos que no tengan residencia legal en España-, tienen derecho a solicitar un abogado de oficio, siempre que acrediten insolvencia económica. La premisa se ha mantenido inamovible desde el año 1996 y cada año son muchas las personas que solicitan la justicia gratuita cuando tienen un problema judicial, aunque el pasado ejercicio en la provincia de Ourense se registró un ligero retroceso de demandas respecto a los ejercicios anteriores. Así lo reflejan los datos de la Consellería de Presidencia de la Xunta, que anualmente hace un balance estadístico de los principales datos de la justicia gratuita en la comunidad gallega. Según eso en el 2018 se contabilizaron 4.245 demandas para solicitar un abogado de oficio en la provincia de Ourense. Fue el dato territorial más bajo, ya que en Lugo hubo 4.545 solicitudes, otras 14.833 en A Coruña y 16.161 en Pontevedra. Eso sí, no todas las peticiones se resolvieron de manera favorable, debido que los demandantes han de justificar ante la administración la insuficiencia de recursos económicos. De esta forma, se reconoció la asistencia jurídica gratuita para 3.649 solicitantes. Por partidos judiciales, el de Ourense es el que generó el mayor volumen de asuntos de justicia gratuita, con 2.690. Le siguieron Verín, con 382 casos, y O Carballiño, con otros 303.. En el año 2017 se habían registrado casi 5.000 demandas.

Más mujeres que hombres entre los demandantes y más asuntos de carácter penal

Los asuntos procedentes de la jurisdicción penal son los que generan el volumen mas significativo entre los asuntos que se gestionan mediante la justicia gratuita. Los datos oficiales desvelan que de todos los que se reconocieron el año pasado en la provincia de Ourense -3.649-, más de dos mil pertenecían al ámbito penal. Otros 1.060 de los procedimientos abiertos eran demandas civiles, mientras que se registraron otros 90 de la jurisdicción contenciosa.

La jurisdicción social también genera trabajo a los abogados implicados en el turno de oficio, con 226 asuntos tramitados el año pasado, siendo los 119 restantes de otras jurisdicciones.

En cuanto al perfil del solicitante, los datos oficiales ponen de manifiesto que hay más hombres demandantes de justicia gratuita que mujeres, con 1.532 féminas frente a 2.572 varones. Este dato es extrapolable a la comunidad gallega, donde el año pasado demandaron justicia gratuita 21.308 hombres frente a 13.734 mujeres.

En cuanto al tiempo que tarda la administración en resolver las demandas de justicia gratuita que presentan los ciudadanos, en Galicia el plazo medio de respuesta no suele exceder de los tres meses, un período que en medios judiciales se considera como una respuesta relativamente rápida.

«Este trabajo hay que dignificarlo, y eso solo se logra con una retribución justa»

Cerca de 350 letrados ourensanos están inscritos en el turno de oficio, un trabajo que los profesionales realizan «como un compromiso con la sociedad, y no por cuestiones económicas». Así lo defiende Esperanza Fernández Iglesias, vicedecana del colegio de abogados de Ourense y encargada del turno de oficio. Con alzas y bajas dependiendo de los casos que se admitan anualmente, el coste suele suponer a la administración gallega una media de un millón de euros al año. «La Xunta nos paga puntualmente», explica Iglesias, que matiza sin embargo que «otra cosa es que nosotros estemos de acuerdo con las cuantías, porque incluso hay cosas que nos abonan o lo hacen con cantidades muy bajas».

Trescientos euros de retribución puede suponer para un letrado de oficio llevar, por ejemplo, un divorcio o un procedimiento abreviado, los más comunes. «Yo creo que hay que dignificar el turno de oficio, y eso solo se va a lograr con una retribución justa y proporcionada», explica la letrada, que deja claro que los abogados que se implican en la justicia gratuita «lo damos todo por los clientes, nos implicamos al cien por cien». En su opinión avala esta entrega el hecho de que apenas se reciban quejas de los beneficiarios. «Los usuarios del turno de oficio están satisfechos, ofrecemos un servicio de calidad», advierte.

La concesión de justicia gratuita un particular se extiende a todo el coste del proceso, incluyendo los recursos que se puedan ir generando ante instancias superiores. Hay ocasiones en las que un cliente la solicita cuando ya tiene un procedimiento abierto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de cuatro mil ourensanos pidieron en el 2018 justicia gratuita