Un fusil de paintball, el arma para luchar contra la velutina en O Carballiño

La localidad será la primera de Galicia en implantar este sistema para luchar contra el insecto asiático


Ourense

El Concello de O Carballiño dispone de una nueva herramienta para acabar con los nidos de avispa velutina que proliferan en la localidad. El alcalde de la villa, Francisco Fumega, presentó junto con representantes de Protección Civil, de emergencias y del parque comarcal de bomberos, el nuevo instrumento, un fusil como los que se utilizan en el paintball que permite disparar a los nidos de avispas asiáticas y dejarlos inutilizados. Los proyectiles consisten en unas bolas (vectores congelados) en las que se introduce el veneno que, una vez disuelto dentro del nido, mata a los insectos y colapsa el nido.

Este sistema está siendo empleado en Cantabria desde hace dos años con un alto grado de eficiencia, según explicaron los responsable de la empresa Asiatic Wasp Ball y ya hay varios ayuntamientos y empresas gallegos interesados en él, aunque el de O Carballiño será el primero en ponerlo en uso. Se trata de un mecanismo similar al que utiliza Lolo Andrade, técnico experto en la avispa asiática. Este gallego incorporó en el Concello de Cambre, hace varios meses, la proyección de veneno a través de una escopeta adquirida en Estados Unidos.

Una de las principales ventajas que presenta este nuevo método es que es notablemente más respetuoso con el medio ambiente. Mientras que una pértiga lanza entre 300 y 500 mililitros de veneno, cada proyectil disparado por este nuevo fusil, contiene 1,5 mililitros, por lo que harían falta tan solo seis mililitros para terminar con un nido. En consecuencia, el impacto medioambiental se vería reducido en casi un 90 %.

Otra característica a su favor es que disminuye los riesgos para los operarios. Solo requiere de un trabajador para llevarse a cabo y este apenas está en contacto con el veneno ya que los residuos tóxicos que quedan en el aire, una vez disparado, son mínimos. «Un operario en quince minutos tiene ventilado un nido», aclara David Peón Otero, uno de los creadores de Asiatic Wasp Ball, que asegura que en el 95 % de los casos no es necesaria una segunda intervención.

La efectividad de este nuevo método es muy elevada ya que permite exterminar los nidos tanto de día como de noche. Una de las técnicas más utilizadas para fulminar los nidos de avispa asiática, hasta ahora, es atacarlos durante las horas nocturnas puesto que todas se encuentran dentro, mientras que de día, si están, es trabajando, por lo que resulta más fácil que se dispersen.

Explica David que los resultados de su producto son exhaustivos: «Una vez inyectado el insecticida en el nido, las avispas se van muriendo sucesivamente y en 24 horas el nido queda colapsado». Y añade: «Nosotros vendemos el equipo, el insecticida se compra al margen, pero comprando venenos no repelentes, nuestro sistema garantiza su efectividad también de día, cuando las avispas se encuentran trabajando dentro del nido».

Aunque la empresa que lo fabrica lleva investigando dos años al respecto, no fue hasta junio del año pasado cuando se empezó a utilizar la primera equipación en el parque de bomberos de Santander. Concellos como el de O Carballiño, en Ourense, el de As Pontes, en A Coruña, o la empresa apícola Melsacra ya han pedido presupuesto para hacerse con su equipación de cara a la aparición de los primeros nidos secundarios -los más grandes- que suelen comenzar a verse a partir del mes de julio. El precio estimado es de 2.000 euros por equipación.

Desde Asiatic Wasp Ball recuerdan que se trata de un sistema principalmente para cuerpos de seguridad y empresas de extinción de plagas, que requiere una determinada formación y profesionalización, y que su manejo exige una serie de requisitos legales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Un fusil de paintball, el arma para luchar contra la velutina en O Carballiño