«Para que a xente non marche, hai que darlle futuro»

El alcalde de O Barco ejerció de anfitrión de la asamblea del Eixo Atlántico, que reivindicó un único corredor para Galicia


O BARCo / LA VOZourense / lA voz

La asamblea general del Eixo Atlántico se celebró por primera vez en O Barco, tal y como explicó el alcalde de la localidad, Alfredo García, para dar protagonismo a los núcleos rurales, más allá de las grandes ciudades, y para demostrar la voluntad de la organización de poner en valor las zonas del interior. «Temos que deixar de falar e comezar a traballar no reequilibrio territorial. Para que a xente non marche, hai que darlle futuro con empresas, servizos e xerando traballo», afirmó el regidor en su discurso de clausura. Precisamente el reequilibrio del que habló García es una de las principales preocupaciones de los distintos ayuntamientos, gallegos y portugueses, que conforman el Eixo Atlántico.

Tras una reunión de más de tres horas, celebrada en el Pazo do Castro, se aprobó un presupuesto de 4,3 millones de euros para el 2019. Los más de cuarenta participantes, entre alcaldes y concejales de las 36 ciudades representadas, acordaron una línea de trabajo en torno a la crisis demográfica del interior que fue, sin duda, el centro de la asamblea. Asimismo, aprobaron el Plan de Acción de la Agenda Urbana, una estrategia de desarrollo coordinado para todas las ciudades de la eurorregión, de manera que avancen todas. Cada municipio lo desarrollará según sus necesidades.

También abordaron la situación de las infraestructuras, especialmente las gallegas, en relación al Corredor Atlántico. El Eixo ratificó su posición de que Galicia debe tener un único corredor que una Ourense, Monforte de Lemos y O Barco, ya que considera que tener más de uno puede debilitar el apoyo necesario para su viabilidad.

Entrega de medallas

La jornada se cerró con un acto de clausura en el Teatro Lauro Olmo, presidido por el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda. Estuvo acompañado del presidente de la asamblea y alcalde de O Barco, Alfredo García; de la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y de la vicepresidenta de la entidad y alcaldesa de Matosinhos, Luísa Salgueiro. Fueron los encargados de entregar las medallas de oro.

En esta ocasión los premios contaban con un valor añadido ya que fue la primera vez que una mujer recibió el galardón. Isabel Pardo de Vera, presidenta de ADIF, recibió el reconocimiento a la parte gallega mientras que por la parte portuguesa lo obtuvo José Albino Silva Peneda, presidente del Consejo Económico y Social de Portugal hasta su reciente jubilación.

En sus agradecimientos Pardo de Vera aprovechó para mostrar su férrea convicción en el proyecto del Corredor Atlántico y en la capacidad del Eixo como organismo. «Creo en el ferrocarril como herramienta de conexión social y territorial», añadía la presidenta de ADIF.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Para que a xente non marche, hai que darlle futuro»