«Nos multan por trabajar»

Doscientos autónomos forman parte de una asociación que se manifestará el viernes para exigir los mismos derechos que el resto de los trabajadores


ourense / la voz

Mañana por la mañana se concentrarán ante la Subdelegación del Gobierno en Ourense para reclamar los mismos derechos que el resto de los trabajadores. Doscientos autónomos ourensanos dicen estar hartos y desesperados ante la situación actual de ahogo en todos los sentidos. Han creado en Ourense un grupo integrado en la Asociación de Autónomos Para Actuar (AUPA) que a nivel estatal saldrá a la calle por culpa de una situación que califican de «desesperada». Lo han hecho, dicen, ante la pasividad no solo del Estado sino de las asociaciones que durante años les han representado.

Camila Rodríguez es la portavoz de este nuevo colectivo ourensano que en un mes ha aglutinado las demandas de doscientos trabajadores por cuenta propia de la provincia. «Queremos tener los mismos derechos que cualquier trabajador de este país. Desde las bajas, prestaciones sociales, paro o no tener que adelantar el IVA. Somos los únicos a quien no se nos asegura el sueldo mínimo», explica. Es la primera actuación de este colectivo que en Ourense está integrado por todo tipo de profesionales, desde taxistas a pintores, camioneros, abogados, comerciales o artesanos . Y muchos de ellos cerrarán los locales durante esa jornada matinal. «Hay de todo porque somos el pulmón económico del país aunque nos confundan con la hucha», crítica.

En el día a día, Camila Rodríguez asegura que el agravio comienza desde el momento en el que les resulta prohibitivo ponerse enfermo: «Tenemos que seguir pagando la cuota de autónomos, manteniendo los negocios o poniendo a alguien que nos sustituya. Nos queda una miseria». Los autónomos ourensanos señalan que hay casos sangrantes, sobre todo relacionados con las enfermedades: «Un autónomo no se coge una baja por una gripe. Cuando lo hace es porque realmente no le queda otro remedio». Y explican, por ejemplo, que tienen que demostrar que llevan dos años de baja para recibir la prestación de desempleo. «Cuando para ese tiempo estamos en la ruina total», explica Camila Rodríguez.

Sobre el pago adelantado del IVA, los autónomos señalan: «Lo hacemos con cada factura que pagamos por materiales y demás. Si esa factura queda impagada ya lo hemos adelantado. Queremos eliminar el recargo de equivalencia, que es el 5 % que suben los productos, que al final lo paga el consumidor», explica la portavoz.

«Todos los días bajan persianas y se cierran negocios»

Los miembros de AUPA señalan que esta situación que afecta a todo el territorio español es todavía más sangrante en Ourense: «Nos diferenciamos porque aquí hay mucho comercio, prácticamente cambiamos el dinero de mano en mano. Si yo no vendo no le puedo comprar al de al lado. Al ser una ciudad en la que la industria están tan justa, el resto es funcionariado y el comercio... Y ya lo veis, está en precario. Todos los días se bajan persianas y se cierran negocios. No solo los que se ven físicamente porque tienen un local. Son muchos más».

Camila Rodríguez puntualiza que sus peticiones son los mínimos derechos, equipararse al resto. La última subida de la cuota de autónomos del pasado mes ha sido la gota que colmó el vaso. Creen que lo lógico sería pagar en base a lo que se facture y no todos el mismo importe. «Ahora mismo la mínima está en 288 euros. Realmente nos multan por trabajar todos los meses», señala la portavoz del colectivo. «No sé decir cuántos negocios se han cerrado, pero se me cae el alma a los pies cuando paseo por la ciudad y día tras día vemos carteles de ‘Se alquila’, ‘Se traspasa’. Hasta cierran negocios que llevaban muchos años abiertos», explica.

Carmen Loureiro es también miembro del colectivo. Ella afirma que nunca se han sentido representados por ninguna asociación ni partido político y que ha llegado el momento de hacer algo. «Es una carrera de fondo y nos falta recorrer camino. Queremos que se vea la unidad, que todos los autónomos que sean de una u otra asociación se unan a la concentración del viernes. Buscamos que se nos escuche y que sepan realmente cómo es nuestra situación. Lo importante es que salgan a la calle y que las cosas cambien».

El año pasado estuvo diez meses de baja por enfermedad: «Era un tema de riñón y me tuve que coger el alta voluntaria porque no encontraba solución y me sentía económicamente ahogada. Tienes que pagar todos tus gastos. Aunque tengas un colchón económico, vuela, y aunque tengas, como fue mi caso, un cateterismo debes seguir trabajando. Es muy triste».

De baja, con 500 euros al mes teniendo que pagar una cuota de casi trescientos

José Manuel Ramos González es pintor. El pasado mes de noviembre una enfermedad, que todavía sufre, le obligó a dejar de trabajar. Hoy ingresa doscientos euros al mes. «Llevo 22 años como autónomo. Me operaron de una rodilla y todo se complicó. Hay días que ni siquiera puedo mover los brazos», explica. Cogió la baja el pasado mes de noviembre, aunque llevaba más de un año padeciendo dolores: «Había días que subía a mi casa después de trabajar a rastras. Tengo una familia que mantener. Tengo dos hijos y la suerte que tengo es que mi mujer trabaja». Este mes, tras pagar la cuota de autónomos (288 euros), le han quedado doscientos euros, ya que su único ingreso es de 500, por la baja. Una ley posterior a su enfermedad permite que los autónomos de baja no paguen esa cuota tras dos meses, pero no es retroactiva. «A nivel personal es muy duro. Me he pasado muchos días llorando y muy deprimido. Y gracias a que tengo una familia maravillosa. He tenido que pagar a un médico privado para poder curarme cuanto antes. Se trata de sobrevivir».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

«Nos multan por trabajar»