El alcalde culpa a la oposición de la baja valoración del gobierno local

Todos los grupos dicen confiar en que mejorarán los resultados que les da Sondaxe


Ourense

Según la encuesta de Sondaxe para La Voz de Galicia, aún perdiendo apoyos, Jesús Vázquez lograría que el PP siguiese siendo la fuerza más votada en Ourense. De hecho, el alcalde prefiere ser optimista y, al ser preguntado por los resultados de la consulta, destaca por encima de todo el hecho de ser el candidato que mejor nota recibe de los ciudadanos. Y todo ello, pese a la situación de «bloqueo permanente» que, según Vázquez, ha sufrido el gobierno.

En este sentido, el regidor también destaca que las únicas ciudades en las que los gobiernos salen reforzados en la encuesta de Sondaxe son Vigo y Pontevedra. «Son as únicas dúas que teñen maioría, ou están moi preto pero contan con aliados firmes. Iso quere dicir que, se a circunstancia fose distinta no ano 15 en Ourense, cun goberno en maioría, a percepción sería distinta», concluyó Vázquez, que teme la fragmentación del voto que dibuja la consulta: «Onde hai gobernos cunha maioría que teñen capacidade de resolución e que poden enfrontarse aos problemas dunha maneira rápida son os que saen mellor valorados. Esta cidade necesita un goberno forte, cunha maioría que lle permita adoptar decisións para solucionar os problemas».

Abundando en esta idea, el alcalde hace referencia al principal problema para los ourensanos según la encuesta de Sondaxe. Lo que más preocupa a los vecinos es el mal estado y la limpieza de las calles. Para afrontar esas responsabilidades es necesario poder tener unos presupuestos actualizados, según apunta Vázquez. «Por iso é importantísimo facer esa comparativa e ver onde si se puido actuar porque hai gobernos con maioría», sentencia Vázquez.

El regidor ourensano confía en mejorar los resultados que apunta la encuesta (pasaría de los diez concejales actuales a nueve). Según dice, aún queda mucho para las elecciones y «nun mes pode cambiar totalmente a percepción do cidadán e incluso o seu voto». En todo caso insistió en que la fragmentación «non é boa». «Cantos máis problemas hai, cando se está nunha situación de crise, máis importante é a concentración do voto para dar respostas máis eficaces», remarca el alcalde, que cree que ese mensaje puede ir calando entre los ourensanos hasta que llegue el momento de votar.

Optimismo en la oposición

También el portavoz y candidato a la alcaldía del PSOE, José Ángel Vázquez Barquero, aspira a mejorar los resultados que recoge la consulta de Sondaxe (pasaría de seis a siete concejales). «Las encuestas marcan tendencias y esta no es mala», dice el líder socialista, que muestra su intención de «seguir trabajando». El PSOE, según asegura, «va a salir a ganar las elecciones».

Por otra parte, a Vázquez Barquero le parece lógico que los ourensanos señalen como uno de los principales problemas de la ciudad el mal estado y limpieza de las calles. «Jesús Vázquez no tiene ningún proyecto de ciudad. No se sabe a dónde quiere llevar a Ourense y está demostrando una nula capacidad de gestión. El estado de las calles es lamentable, como también es lamentable la gestión del gobierno municipal en muchos otros ámbitos», de el candidato del PSOE.

El aspirante a la alcaldía de Ourense en Común, Martiño Xosé Vázquez, es cauto sobre los resultados que ofrece la encuesta, pero cree que es posible un pacto de izquierdas. «Se queremos ver tendencias, é evidente que as dereitas están en retroceso e ábrese a posibilidade dun cambio de goberno en Ourense, e esa posibilidade ábrese polo entendemento das forzas políticas progresistas», dice el líder de la marea, que también destaca el hecho de que el principal problema para los ourensanos sea el simple mantenimiento de las calles: «Deixa ás claras a parálise do goberno do PP. A cidade quedou conxelada en 2015, agardemos que coa chegada da primavera en maio sexamos quen de desconxelala».

Por otra parte, desde Ciudadanos ven con esperanza su irrupción en la corporación municipal (Sondaxe les da dos concejales en su debut en Ourense). «Hay que tener en cuenta que aún no se conocía a nuestro candidato», apunta el secretario de Organización del partido naranja en Galicia, el ourensano Laureano Bermejo. «Vamos a mejorar», augura el dirigente de la formación política que lidera Albert Rivera, que destaca su expansión en todo el territorio gallego según la encuesta.

Democracia Ourensana evita opinar sobre la encuesta

Finalmente, el portavoz de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, evitó opinar sobre la encuesta de Sondaxe, que pronostica para su partido una caída de ocho a seis concejales, un resultado que les relegaría a ser la tercera fuerza política. Aunque Jácome no quiso hacer declaraciones a La Voz de Galicia sobre la consulta, sí siguió con atención los resultados de la misma. El líder de DO dejó su opinión en las redes sociales. Según dijo a sus seguidores, antes de las últimas elecciones, las del año 2015, la encuesta de Sondaxe le daba tres concejales y finalmente obtuvo ocho.

ANÁLISIS: Ninguna suma alcanza para terminar con la actual división

El panorama político que esboza la encuesta elaborada por Sondaxe para La Voz de Galicia no facilita la construcción de mayorías que puedan garantizar un gobierno estable en el Concello de Ourense. El PP seguiría siendo la fuerza más votada, pero bajaría de diez a nueve concejales y se quedaría todavía más lejos de la mayoría absoluta (situada en catorce ediles). En este contexto, la entrada de Ciudadanos en la corporación podría ayudar a los populares, pero el partido naranja irrumpe con dos representantes de modo que la suma de unos y otros se queda en once.

Eso, por la derecha. A la izquierda tampoco hay sumas fáciles. La evidente, de PSOE y Ourense en Común, sería de diez concejales. De este modo, ni siquiera el hipotético apoyo de Ciudadanos serviría para llegar a la barrera de los catorce ediles. Así las cosas, aunque Sondaxe pronostica una caída de Democracia Ourensana (bajaría de ocho a seis representantes), el partido de Gonzalo Pérez Jácome obstaculiza la posibilidad de encontrar sumas que alcancen para gobernar en Ourense con mayoría absoluta.

Si, tal y como concluye la encuesta, el PSOE logra más apoyos que DO, no sería fácil que los de Jácome entreguen la alcaldía a los socialistas después de cuatros años con los papeles intercambiados y sin que ambas formaciones fuesen capaces de llegar a un acuerdo que desalojase al PP del gobierno municipal. Además, según la encuesta de Sondaxe, a partir de mayo juntos solo sumarían trece ediles, de modo que sería necesario otro partido en la jugada. En este caso, parece fácil prever que Ourense en Común no entraría en ningún pacto con el líder de Democracia Ourensana, al que comparan con Donald Trump. La única solución sería, por lo tanto, que Ciudadanos se sumase a esa estrategia. Sería, por lo tanto, nada menos que un tripartito de PSOE, DO y C’s.

Si todo falla, volvería a gobernar la lista más votada, la encabezada por Jesús Vázquez, pero lo haría en minoría y sin apoyos estables.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El alcalde culpa a la oposición de la baja valoración del gobierno local