La oposición pone deberes a Fumega

El alcalde de O Carballiño se compromete a explicar en público la crisis de gobierno


ourense / la voz

La crisis del grupo de gobierno de O Carballiño hace tiempo que estaba servida y la oposición trató de hacer mella en el equipo socialista durante el pleno de la corporación, sin el más mínimo margen de maniobra para el éxito de sus iniciativas. Una sesión que empezará a tener repercusiones en los próximos días y que marcará la actividad del Concello en el futuro inmediato. Alternativa Veciñal presentó hace tiempo una moción pidiendo el cese del edil de Cultura, que no prosperó, y tenía pendiente de ser tratada por la corporación la versión corregida y aumentada -reclamaba el cese de los ediles de Cultura y Personal- y el BNG pidió un pleno extraordinario para que el alcalde informase sobre la situación del grupo de gobierno. Ninguna de las dos figuraban en el orden del día del pleno celebrado el jueves, aunque la decisión de Fumega de cesar a Nogueira de todas sus funciones convirtió dichas iniciativas en protagonistas de la jornada.

Las retribuciones y el pleno

El alcalde mantuvo la posición para no entrar en el debate al que lo incitaron en todo momento los nacionalistas: el decreto de cese de Adolfo Nogueira no fue al pleno por ser posterior a la convocatoria de la sesión y la petición de la Marea no tenía sentido por haber sido tratada ya en una sesión anterior. Y punto.

Fumega resistió todos los envites de la oposición y zanjó la cuestión aceptando la convocatoria del pleno extraordinario solicitado por el BNG. En la refriega dialéctica, Chema Ferreiro recordó que las retribuciones que reciben los miembros del grupo de gobierno fueron aprobadas «no pleno do 1 de xullo do 2015. E se vostede vai retirar a asignación a Adolfo Nogueira, que iso tampouco o aclarou, a decisión é competencia do pleno, que foi quen aprobou esa remuneración», le señaló. La convocatoria del pleno extraordinario, según indicó el alcalde, está pendiente de concretar con la secretaria el orden del día del pleno.

Aunque la sesión se zanjó en apenas media hora, la oposición consiguió prolongar el debate durante casi dos horas más con los asuntos de urgencia, propuestas para debatir iniciativas que no se llevaron a pleno -pero que terminaron por tratarse sin someterse a votación- y toda una batería de propuestas pendientes.

Tormenta de temas pendientes

Alternativa, BNG y PP emplazaron al alcalde a que aclarase o respondiese por escrito a asuntos como el retraso del plan director del parque municipal, el abandono del Muíño das Lousas, la gestión y el cobro de tasas del cámping municipal, la posible invasión de espacio público por parte de un restaurante al lado del Concello, las deficiencias en el funcionamiento de la Biblioteca, la presentación de las cuentas de la Festa do Polbo y la Festa do Setembro, las reclamaciones de mejoras en las pistas polideportivas anexas al pabellón Paco Chao, las gratificaciones extraordinarias a trabajadores, la titularidad de los puestos de la Praza de Abastos, el incumplimiento del acuerdo de recuperar parte del servicio de Recaudación, la recuperación del abandonado chalé de As Barcias, la mejora en diferentes calles y viales del municipio y el servicio de hostelería en las instalaciones deportivas municipales, entre otros asuntos.

El alcalde dijo que se daría contestación por escrito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La oposición pone deberes a Fumega