A juicio un pastor tras hallarse en su finca ovejas moribundas por falta de alimento

El fiscal lo acusa de un delito continuado de maltrato animal por el que reclama un año de reclusión y tres de inhabilitación


ourense / la voz

El hallazgo por parte de los agentes del Seprona de varios animales moribundos en una finca de Riós originó en el año 2017 un caso penal que este miércoles, 6 de febrero, llega a juicio en la capital ourensana. En el banquillo de los acusados se sentará J. A. D. Q., de 46 años, que tendrá que responder por un delito de maltrato animal que le imputa el Ministerio Fiscal. Esta parte reclama para él un año de cárcel y solicita también que se le impida ejercer cualquier trabajo relacionado con los animales durante tres años.

Y es que según la acusación «el abandono y la desatención» que habría mostrado hacia su ganado habría sido el detonante del estado en el que se encontraban varias cabras durante una inspección realizada el 17 de abril por los agentes del servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil. Alertados sobre la posible existencia de irregularidades en una explotación ovino-caprina de Riós, los agentes se personaron en las instalaciones y realizaron una inspección ocular.

Enseguida confirmarían las sospechas de que las condiciones higiénico-sanitarias en las que vivían los animales no eran las mejores ya que los agentes observaron a cuatro cabras, con sus correspondientes crotales, «en estado de caquexia debido a la falta de alimentación y cuidado». Vieron también los funcionarios del instituto armado a otro ejemplar que se encontraba «en estado moribundo», que no podía ya incorporarse.

Se da la circunstancia de que en el momento de los hechos el propietario de la explotación era el propietario de un rebaño compuesto por 250 cabezas de ganado ovino y caprino.

Tras el hallazgo los agentes abrieron diligencias para esclarecer las circunstancias en las que se gestionaba la actividad en la explotación, encargándose el juzgado de instrucción número 1 de Verín de investigar los hechos. Meses después se dictó apertura de juicio oral y se enviaron las diligencias al juzgado de lo penal número 2 de Ourense, que ha señalado la vista para este miércoles.

Varios testigos

Está previsto que, si no hay un acuerdo previo entre las partes, declaren por estos hechos los agentes del Seprona de Viana do Bolo que participaron en la inspección ocular en la granja y se encontraron con los animales moribundos y en estado de abandono, para que expliquen los detalles de su intervención. También se ha citado a representantes de la Consellería de Medio Rural con el objetivo de que presten declaración como testigos por este caso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A juicio un pastor tras hallarse en su finca ovejas moribundas por falta de alimento