Los presupuestos sitúan el horizonte de las grandes obras más allá del 2023

La variante norte desaparece de las cuentas del Estado por primera vez desde el año 1997


Ourense

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado este lunes por el Gobierno de Pedro Sánchez ralentiza la mayor parte de las obras pendientes en la provincia de Ourense. De este modo en la mayor parte de los casos, el horizonte para la finalización de los grandes proyectos ourensanos se sitúa más allá del año 2023.

El caso más llamativo es el de la variante norte, que aparece con una consignación de cero euros para este año. El diputado ourensano del PP, Celso Delgado, que es el más veterano en la Cámara Baja, asegura que esta es la primera vez que ocurre así en su larga experiencia parlamentaria. Esa obra lleva apareciendo en los presupuestos desde el año 1997 y su finalización queda ahora aplazada sin una fecha clara como horizonte.

En el proyecto presentado por el Gobierno de Pedro Sánchez aparece nominalmente esta actuación, aunque se prevén cero euros en este 2019. Según el avance plurianual aportado por los socialistas, la variante norte se retomaría en el año 2020 con una partida de un millón de euros. En el 2021 se gastarían otros cuatro millones y en el 2022, nueve millones, es decir, un total de catorce millones. Ese dinero no llega ni siquiera a la mitad del coste de la obra (30,2 millones), de modo que su finalización quedaría para más allá del 2023.

Por otra parte, que la ejecución del proyecto esté licitada y cuente con dotación económica en los presupuestos de este año tampoco es garantía de que una obra vaya a estar terminada pronto. Así ocurre con la conexión entre las carreteras N-120 y N-536 en Valdeorras. La licitación se publicó la semana pasada y el coste total previsto es de 64,8 millones de euros. Este año se prevé un gasto de dos millones de euros y hasta el 2022, incluido, el Gobierno socialista ha programado un gasto de otros 42 millones, de modo que también en este caso el horizonte para la finalización del vial se sitúa más allá del 2023.

La ejecución de los proyectos presupuestados en Ourense suele ser lenta. Un buen ejemplo es el del complejo cultural de San Francisco, prometido por Mariano Rajoy en el año 2000. Después de casi dos décadas, las obras están ya listas y solo queda un último impulso para trasladar allí la biblioteca y el archivo provincial. La propuesta presupuestaria del PSOE prevé 600.000 euros para ello, convirtiendo a este proyecto en el único de trascendencia que podrá verse terminado en este año 2019.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los presupuestos sitúan el horizonte de las grandes obras más allá del 2023