El Gobierno abandona las inversiones en carreteras prometidas en Ourense

La provincia ourensana, la que menos dinero recibirá de Fomento en Galicia


Ourense

El alcalde de Ourense, Jesús Vázquez (PP), estuvo en Madrid el pasado jueves para reunirse con el secretario general de Infraestructuras, el socialista José Javier Izquierdo Roncero, y el regidor ourensano volvió afirmando que este se comprometió a licitar el tramo Eirasvedras-Quintela de la variante norte en este año 2019. Sin embargo, eso será imposible porque el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este ejercicio presentado este lunes ante el Congreso no recoge ni un solo euro para ese proyecto.

Toda la tramitación previa estaba lista para licitar las obras de ese nuevo vial, que además es el primer tramo de la futura autovía a Lugo y que servirá para liberar de tráfico la Nacional 120 y convertir el ramal de acceso desde Vigo en un bulevar termal. Sin embargo, tras la moción de censura, el citado secretario general de Infraestructuras dijo en una comparecencia parlamentaria que todo estaba pendiente de una auditoría de seguridad vial. Con estos presupuestos, el proyecto queda aparcado hasta el 2020. Se trata de un «engano premeditado», según el alcalde, que añadió que «estamos ante uns orzamentos pensados para contentar ao independentismo catalán a costa de sacrificar os intereses xerais de Ourense».

Y es que, en general, las nuevas infraestructuras viarias pendientes de ejecución en la provincia se quedan abandonadas o muy ralentizadas con el proyecto presupuestario presentado por el Gobierno de Pedro Sánchez. Con respecto al resto de tramos de la autovía a Lugo (A-56), las cantidades previstas para este año 2019 son muy pequeñas, salvo en el caso del que va entre San Martiño y A Barrela (3,3 millones de euros).

No se esperan tampoco grandes avances con la ejecución de la autovía A-76 (Ponferrada-Ourense). La inversión prevista supera escasamente los 800.000 euros en todos sus tramos juntos pese a que alguno de ellos, especialmente el que va entre A Veiga de Cascallá y O Barco de Valdeorras (con solo 100.000 en este proyecto presupuestario), tenía una tramitación muy avanzada y podría ser licitado en este 2019.

Así las cosas, la principal inversión prevista en materia de carreteras en estos presupuestos es la conexión entre la Nacional 120 y la 536 en O Barco, con una partida de dos millones de euros. Fomento prevé partidas también para rehabilitación del firme en varios viales, especialmente en la A-52 y la N-120, pero la provincia de Ourense es, con diferencia, la que menos recibe en Galicia del Ministerio tradicionalmente más inversor. Los 4,3 millones de dotaciones regionalizables previstas en territorio ourensano contrastan con los más de 30 que reciben A Coruña, Lugo y Pontevedra.

En materia de la alta velocidad, sí avanzan las inversiones previstas aunque estas se canalizan a través del ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias). Además de completar la conexión con la Meseta, se prevén 18 millones de euros para la variante exterior. Sin embargo, para la conexión AVE entre Ourense y Vigo por Cerdedo aparece una dotación de tan solo medio millón de euros.

Por otra parte, desde el punto de vista cultural, vuelven a figurar los grandes proyectos pendientes en la capital ourensana. Así, para la rehabilitación del Museo Arqueolóxico aparecen 500.000 euros (100.000 más que el año pasado). Las obras cuentan con licencia y su licitación, según el Gobierno, es inminente. Además el Ministerio contará con otros 600.000 euros para completar el traslado de la biblioteca y el archivo provincial al complejo de San Francisco. Finalmente, aunque esta obra la financia el Ministerio de Fomento, cabría destacar también que la rehabilitación del monasterio de Melón contará con 804.460 euros este año.

«Pensaba que era una errata», dice el popular Celso Delgado sobre la variante norte

«No me lo creía. Pensaba que tenía que tratarse de una errata». Así de sorprendido se quedó Celso Delgado, presidente de la comisión de Fomento del Congreso y diputado del PP por Ourense, cuando vio que en los presupuestos presentados este lunes no aparece ni un solo euro para la variante norte. Delgado recuerda que se trata de una reivindicación unánime de la corporación municipal y cree que en general todas las infraestructuras viarias pendientes en Ourense sufrirían un parón con estas cuentas. Destaca el caso del tramo A Veiga de Cascallá-O Barco de Valdeorras, listo para licitar pero con una dotación presupuestaria de tan solo 100.000 euros. Delgado culpa de esta situación a un intento del Gobierno de desplazar la inversión a otros territorios, como Cataluña y Valencia.

La única representante del PSOE ourensano en el Congreso, Rocío de Frutos, cree por su parte que Ourense se verá especialmente beneficiada por las medidas sociales que figuran en los presupuestos, como el incremento en las pensiones. Admite, no obstante, una «rebaja» en materia de inversiones y «en una provincia como esta, las infraestructuras son muy necesarias», remacha la socialista.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Gobierno abandona las inversiones en carreteras prometidas en Ourense