Una ourensana se queda sin indemnización «por coñecer as deficiencias do vial»

El Concello de Trasmiras rechaza pagar a una conductora que sufrió un accidente


Ourense

Hace años que circular por determinados tramos de la carretera que une las localidades de Vilaseca y Abavides (Trasmiras), en la comarca ourensana de A Limia, puede ser peligroso. La degradación del firme, los socavones y el pésimo estado de la vía han causado más de un percance, aunque sin consecuencias trágicas.

Uno de ellos tuvo lugar el pasado verano. María do Mar Alonso viajaba por este vial cuando un bache provocó el reventón de una de los neumáticos y una llanta de su Renault Laguna. La vecina acudió a la Guardia Civil y posteriormente pidió al Ayuntamiento por escrito que la indemnizara, por considerar que la administración local era la responsable del accidente y que debía costear el arreglo de su turismo dañado.

La respuesta oficial de la alcaldía a esa pretensión, emitida a finales de diciembre, no tiene desperdicio. En la contestación se señala que se desecha la pretensión vecinal ya que la conductora «era coñecedora das deficiencias da vía», por lo que, sigue el texto, «puido adoptar as medidas e a prudencia mínima que terían evitado o dano producido no seu vehículo».

El escrito de la alcaldía señala que no se pudo acreditar que los daños en el coche se produjeran a la hora y en el lugar a los que se refiere la reclamación. Reconoce, no obstante, «que existen deficiencias na vía no punto no que se refire ter sufrido o percance; pero esas deficiencias non parecen ser a causa obxectiva suficiente para producir os danos na llanta que se declaran».

«¿Será que me teñen que dicir como conducir?», ironiza. Alonso expone que «a estrada segue intransitable. Se iso, mellor vou polo carril esquerdo, xa que o dereito está cheo de boquetes, e espétome co que veña de fronte».

La afectada entiende que el mantenimiento de una vía pública es una obligación del Concello, y recuerda que los vecinos «pagamos os nosos impostos». Asegura que en aquellos días hubo seis accidentes en el mismo tramo, aunque solo ella reclamó.

El alcalde, Emilio Pazos, matiza que la reclamación fue rechazada porque «esta vecina no demostró con un atestado oficial de la Guardia Civil que el percance que tuvo fue en esa pista asfaltada. Yo no puedo conceder sin más una ayuda por un reventón. Otros vecinos presentaron reclamaciones bien argumentadas y se les abonó la indemnización.». Asegura que el vial fue reparado y que está prevista una reforma por 43.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Una ourensana se queda sin indemnización «por coñecer as deficiencias do vial»