Los concellos dejan sin invertir dos tercios del dinero que presupuestan

Los ayuntamientos ingresaron vía impuestos más de lo previsto inicialmente


Ourense

No siempre las previsiones que aparecen reflejadas en los presupuestos municipales acaban convertidas en realidad. De hecho, el resultado final suele ser muy diferente. Así las cosas, resulta que en el último ejercicio liquidado, el del 2017, los 92 ayuntamientos de la provincia habían presupuestado un total de 63,6 millones de euros en inversiones reales. Sin embargo, finalmente se gastaron tan solo 24,2 millones, lo que supone un 38 % del total. Así aparece reflejado en los datos que acaba de publicar el Ministerio de Hacienda.

El de las inversiones es el capítulo con menor ejecución presupuestaria. En el caso del personal, los ayuntamientos de la provincia se gastaron casi el 90 % de los 102,8 millones previstos para el ejercicio 2017. También destaca el capítulo de gastos corrientes, con 98,6 millones gastados de los 126,7 presupuestados, lo que supone un 77,8 %. Son, sin embargo, es el de los pasivos financieros, es decir, la amortización de préstamos bancarios, el que mayor ejecución presenta en la provincia. De los 18,1 millones presupuestados, efectivamente se pagaron 17,2 (un 95 %).

Cabe destacar, por otra parte, que la mayor parte de las inversiones estuvieron destinadas a la reposición de infraestructuras ya existentes. A ese cometido los ayuntamientos de la provincia dedicaron 9,4 millones, mientras que para nuevas infraestructuras fueron a parar 7,1 millones. Otros 4,2 millones fueron para inversión nueva asociada al funcionamiento operativo de los servicios.

Por lo que respecta a los ingresos, la principal vía de financiación para los ayuntamientos seguía siendo en el año 2017 las transferencias que llegan de otras Administraciones, especialmente la del Estado. De este modo, los concellos ourensanos recibieron 106,7 millones de euros. Los impuestos son el siguiente ingreso en importancia: 96,4 millones. En este caso, destaca el hecho de que los gobiernos locales fueron cautos con sus previsiones iniciales porque presupuestaron algo menos, 96,1 millones de euros.

El detalle de los ingresos tributarios revela que el que más aporta a las arcas municipales es el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), que supuso 62,2 millones en el año 2017. Después aparece el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), que ingresó 12,3 millones. Ya a mucha distancia se sitúan el IAE (Impuesto de Actividades Económicas) y el polémico IIVTNU (Impuesto sobre Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana). En ambos casos, esos tributos aportaron algo más de siete millones a los ayuntamientos de la provincia de Ourense.

Destaca, no obstante, el caso del IIVTNU porque los concellos ourensanos habían previsto ingresar 4,3 millones y finalmente fueron 7,1. Se da la circunstancia de que este impuesto ha sido recurrido en distintas ocasiones en instancias judiciales y está pendiente de reformulación porque en muchos casos se cobraba pese a que en realidad no se había producido un incremento en el valor de la vivienda.

Los últimos presupuestos

En los próximos meses, los ayuntamientos deberán afrontar la elaboración de su cuenta general del año 2018. Será entonces cuando se sepa con exactitud en qué se gastaron el dinero los concellos de la provincia el pasado ejercicio. Los presupuestos aprobados en su día reflejaban una previsión de 62 millones de euros en gastos de personal y prácticamente la misma cantidad para gastos corrientes. Además, los concellos preveían dedicar a inversiones reales 23 millones de euros, un tercio menos de lo presupuestado un año antes (aunque, en su mayor parte, no ejecutado). A la amortización de préstamos bancarios se dedicaba también mucho menos dinero que en anterior ejercicio: 4,8 millones de euros.

El Estado incrementa la subvención anual al transporte urbano de Ourense

El Ministerio de Hacienda acaba de publicar el reparto de subvenciones para financiar los servicios municipales de transporte urbano. Cada año el Estado reparte unos 50 millones de euros y en esta ocasión al Concello de Ourense le corresponden 376.046,86 euros. Esa cuantía -que se calcula en función de la longitud de la red, la demanda, los criterios ambientales y el déficit por billete- es superior a la de los dos últimos ejercicios. En el año 2017 la aportación estatal fue de 322.342,14 euros. Por otra parte, el «Boletín Oficial de la Provincia» publicó ayer un anuncio de la Diputación ourensana con la convocatoria de las ayudas por concurso público para organizar actividades fisicodeportivas por parte de ayuntamientos o mancomunidades en el año 2019. Este miércoles se publicó también la convocatoria de subvenciones para la concesión de subvenciones a clubes y entidades sin ánimo de lucro para la organización de eventos deportivos. Finalmente, el pasado día 31 se publicaron las bases para financiar estancias en balnearios en el marco del programa provincial de termalismo saludable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los concellos dejan sin invertir dos tercios del dinero que presupuestan