Paciencia Sacra


El día 30 de mayo del año 1991 La Voz de Galicia publicó una página que anunciaba que «La Xunta propondrá que la Ribeira Sacra sea declarada Patrimonio de la Humanidad». Es, sin duda, uno de los proyectos que más ha engordado la hemeroteca en las últimas décadas. En estos casi treinta años han pasado distintos gobierno por la Xunta y por las demás Administraciones implicadas, pero lo cierto es que esa declaración sigue sin llegar.

En aquel entonces, en el año 1991 el único monumento reconocido como Patrimonio de la Humanidad en Galicia era el casco antiguo de Compostela. La noticia publicada ese 30 de mayo de hace tres décadas explicaba que la intención del gobierno autonómico era darle prioridad a la propuesta de la Ribeira Sacra frente a otras como la de la coruñesa Torre de Hércules o como la de las Murallas de Lugo. Ambos monumentos tienen ya desde hace tiempo el reconocimiento de la Unesco, pero la comarca ourensano-lucense sigue a la espera.

En jornadas recientes se celebró un pomposo acto para presentar la declaración de la Ribeira Sacra como Ben de Interese Cultural (BIC), un paso previo indispensable para luego conseguir la de Patrimonio de la Humanidad. El trabajo era complejo, pero a nadie se le escapa que en Ourense las cosas van más despacio que en otros territorios. Tanto, que ?al paso que vamos en el ámbito demográfico? el impulso económico que se espera de esa declaración podría acabar siendo inútil si los pueblos de la zona están ya vacíos. Ojalá no pasen otros treinta años para culminar el proyecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Paciencia Sacra