Los centros deportivos y culturales de la Diputación cuestan 3,5 millones

La «nova fórmula de xestión» anunciada en el año 2015 aún no se ha concretado


Ourense

La Diputación gasta más de tres millones de euros al año en sus instalaciones deportivas y culturales. Así aparece reflejado en los últimos datos publicados a nivel estatal -en la página web de la institución provincial están desactualizados- en aplicación de la ley de estabilidad presupuestaria. Todas las entidades públicas están obligadas a comunicar al Ministerio de Hacienda el coste efectivo que supone la prestación de servicios para así fiscalizar su actividad y planificar mejor las inversiones.

En el año 2017, la Diputación ourensana gastó en sus instalaciones deportivas -entre las que destaca el Pazo Paco Paz- 1.438.313,25 euros. Gran parte de ese dinero (unos 700.000 euros) se destinaron al pago de los sueldos del personal. Según precisa la institución provincial, son 42 los trabajadores adscritos al servicio. Por otra parte, en el apartado de «promoción de la cultura», la Diputación declara un coste efectivo de 2.044.303,02 euros. De nuevo la plantilla -en este caso de 26 trabajadores- consume gran parte del gasto.

El debate en torno a la idoneidad del coste que supone para la Diputación ourensana el mantenimiento del Paco Paz, del Teatro Principal y del Centro Cultural Marcos Valcárcel es recurrente y volvió a aparecer en el último pleno celebrado por la institución provincial. La oposición entiende que, al estar ubicados en la capital, esos servicios benefician básicamente a los vecinos de la ciudad. De hecho, el propio gobierno provincial del PP tenía entre sus objetivos buscar un nuevo modelo de gestión para esas instalaciones que implicase más al Ayuntamiento de Ourense. Así figura en el Plan Ourense 15-19 presentado en su día por José Manuel Baltar para establecer sus compromisos de cara al mandato que ahora acaba. Esa «nova fórmula de xestión» debía haberse aplicado en enero del año 2016, pero aún no se ha avanzado al respecto más allá del refuerzo en la comunicación entre ambas instituciones para coordinar sus agendas culturales.

La recogida de residuos y el mantenimiento de infraestructuras, los servicios más caros

Uno de los argumentos que explican los elevados gastos de personal de la Diputación ourensana en comparación con otras instituciones provinciales es que muchas de ellas tienen externalizadas las brigadas de vías y obras. De hecho, ese es el servicio que más gasto supone para la entidad ourensana entre los que declara con motivo de la comunicación oficial al Ministerio de Hacienda sobre sus costes efectivos del año 2017. La Diputación ourensana dedicó a las infraestructuras viarias y otros equipamientos de titularidad provincial 15,9 millones de euros.

Aunque en algún momento se habló de la posibilidad de externalizar este servicio, el programa del gobierno provincial del popular José Manuel Baltar preveía únicamente «revisar» el modelo. Más claro era el compromiso en relación al servicio de recogida de residuos, que la Diputación presta en medio centenar de concellos de la provincia. El ejecutivo del PP quería crear una sociedad de economía mixta con un socio privado como la que comparte con Viaqua para la prestación de servicios relacionados con abastecimientos y saneamientos de agua (AquaOurense).

Eso debía haber ocurrido en abril del año 2016, pero lo cierto es que no ha sido así y la Diputación sigue gestionando la recogida de basura de manera directa. Según figura en la comunicación de costes efectivos hecha al Ministerio de Hacienda, la institución provincial gasta algo más de seis millones en ello. Gran parte de ese dinero -cerca de dos millones- se dedica al pago de los sueldos del personal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los centros deportivos y culturales de la Diputación cuestan 3,5 millones