Las comisiones sin contenido de la Diputación abren un nuevo debate

El portavoz popular considera que es un tema para que trate la nueva corporación


ourense / la voz

Entre el reglamento y la estrategia política, la eficacia de las comisiones informativas de la Diputación y la remuneración que obtienen los asistentes, en algunos casos por reuniones que apenas durante medio minutos y reportan 140 euros por asistente, ha suscitado un nuevo motivo para el debate político. Los puntos de partida y los enfoques partidistas se presentan muy diferentes.

Plácido Álvarez, el portavoz del grupo mayoritario, el PP, parte de que el sistema que se emplea en la Diputación de Ourense es el que se aprobó en el pleno de organización, que es el segundo de la corporación provincial salida de las últimas elecciones. Plantear cambios en este momento, cuando quedan pocos meses para la celebración de elecciones, fin de mandato y constitución de una nueva corporación, le parece prematuro. A su juicio, es un asunto que «igual debería revisarse no próximo mandato, si é que realmente existe vontade de que se faga un cambio».

Que algunas comisiones acaben prácticamente vacías de contenido lo atribuye el portavoz política a la estrategia que siguen los grupos políticos, que de forma prácticamente sistemática evitan los debates en las comisiones y se reservan para los plenos, que siempre tienen una mayor difusión. «Cando de partida non hai temas que tratar, nunha comisión ordinaria polo menos ten que incluirse un punto coa aprobación da acta da sesión anterior, e outro máis con asuntos urxentes, rogos e preguntas. Se a oposición non ten nada que presentar, porque prefire facelo noutros foros, nada temos nós que reprender», dice Álvarez.

Los asuntos que van a pleno, o a junta de gobierno, se someten a comisión, pero, a partir de ahí se acaba la responsabilidad del grupo mayoritario, dice su portavoz, que traslada a la oposición parte de la responsabilidad.

Sobre el pago de 140 euros por comisiones vacías de contenido, en las que se percibe esa remuneración por el mero hecho de acudir a la convocatoria, Álvarez apela a la responsabilidad de cada cual y enfatiza que es un asunto que se presta a la demagogia. «Non se cobra, na miña opinión, polo feito de asistir a un pleno, senón polo labor que se fixo antes e o que se fará despois», dice el portavoz del PP, que vuelve sobre la responsabilidad personal. «Uns estarán ben recompensados, e outros, pola intensidade do traballo e as horas que lle adican, estarán mal pagos. É cuestión de cada quen, primeiro de valoración persoal, que logo tamén verán os veciños».

A punto de agotarse el mandato actual, el portavoz del grupo mayoritario cree que este debate, si la oposición lo quiere, puede quedar sobre la mesa, pero que ahora no es el momento.

Para la portavoz del PSOE, Elvira Lama, esta problemática tiene mucho que ver con el estilo del presidente de la Diputación, José Manuel Baltar, «a anos luz do anterior, José Luis Baltar. É o presidente o que ten que asistir e estar nas comisións, como facía o anterior, a quen se lle podían poñer na mesa as cousas porque sabías que estaba ao tanto. Exercía de presidente. O actual está máis preocupado por outras cousas».

En contra de la línea que expresa Plácido Álvarez, que señala a la oposición por no plantear asuntos, Lama dice «que de nada sirve, por ao non estar o presidente, de nada vale preguntar».

Sobre el hecho mismo de que se cobre igual por una sesión con actividad y por otras en las que los asistentes se limitan a acudir, sin tratar ni un asunto y sin que duren en ocasiones ni un minuto, la portavoz socialista entiende que igual se debería estudiar la posibilidad de que no se convoquen las reuniones cuando no haya asuntos previos.

Elvira Lama cree que se debe seguir avanzando en transparencia, algo de lo que presume José Manuel Baltar y a lo que ella añade el refrán «y te diré de qué careces». A modo de ejemplo cita el caso de la publicación de información referida a los contratos menores, algo que se paralizó en el mes de octubre del 2017, sin que desde entonces se haya vuelto a publicar ninguna.

La polémica, en cualquier caso, está servida. Los dos grupos mayoritarios, con catorce y ocho miembros, respectivamente, dejan claras sus posiciones. Democracia Ourense, con dos diputados, se manifiesta ajena al asunto, al considerar que es un «tema demagógico». Con el único diputado del BNG no pudo contactar ayer La Voz para conocer la opinión del representante del grupo nacionalista.

Seis reuniones entre los miércoles y los jueves

El organigrama de la Diputación Provincial incluye seis comisiones informativas. En ella se tratan todos los asuntos que serán motivo de debate en los plenos. También la oposición tiene margen para introducir asuntos.

La especial de cuentas, hacienda y economía es una de las que tienen más peso. Las demás son transparencia y administración provincial; cooperación, infraestructuras y medio rural; igualdad, bienestar y empleo; termalismo, turismo y medio ambiente; cultura, deporte y juventud. Los diputados que no tienen dedicación exclusiva perciben 140 euros por la asistencia a cada una de estas comisiones. No son los únicos ingresos, pues, como se puso de relieve en el pleno celebrado esta semana por la corporación provincial, los grupos también cobran por las reuniones previas. En este punto afeó el portavoz popular al del BNG que cobrara por ello, dando que la «reunión» era consigo mismo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las comisiones sin contenido de la Diputación abren un nuevo debate