33 personajes en busca de autor

El retrato mayor de Xulio Gil en el espacio expositivo Marcos Valcárcel


ourense

«La fotografía es, antes que nada, una manera de vivir. No es la mirada misma»: Susan Sontag.

La fundación Carlos Velo, presidida por Carmen Leyte Coello y la extraordinaria labor de su documentalista, el periodista Xosé Manoel Rodríguez González, presenta en el espacio expositivo Marcos Valcárcel una retrospectiva del fotógrafo Xulio Gil que recoge 33 retratos mayores de actrices y actores del cine gallego, rostros conocidos de la televisión, algunos distinguidos con los premios Goya o Mestre Mateo. El fotógrafo, colaborador de La Voz de Galicia y otros diarios que fue galardonado con el Premio de la Crítica en Artes Visuales 2013, presenta un corpus de retratos individuales con la impronta de retrato de género o mayor, de los 33 actrices y actores de la pantalla y el teatro gallego que forman la fisonomía cinematográfica de Galicia, algunos tristemente desaparecidos como Ernesto Chao o Cejudo, el descomunal creador Roberto Vidal Bolaño, Fely Manzano o Tuto Vázquez entre otros, presentes en el catálogo de la exposición.

Como nota dominante el blanco y negro, con una interesante escala de grises de carácter táctil y texturas orgánicas. Xulio enfrenta el personaje al espectador, realizando un análisis introspectivo de calado psicológico para el que prescinde de elementos que distraigan, estableciendo un fondo neutro e impreciso sin referencias contextuales o con estas diluidas en el desenfoque. Así, ensombrecido por la oscuridad del negro, el personaje emerge monumental de un fondo secundario que funciona como soporte ambiental. Escenas de interior en las que los posados adquieren el contexto de retrato de género fotográfico que emula al retrato mayor de la pintura y tiene su origen en los orígenes de la fotografía en los primeros retratos psicológicos, el retrato popular de corte académico y en la obra documental de Octavius Gil, Nadar, Lewis Carroll, revolucionando el estilo Klein con la potencia del impacto expresivo y estético: Avedon, Brassaï, Annie Leibovitz.

Para que se establezca un diálogo entre personaje retratado y espectador, hace uso de la regla de la mirada que consiste en que el modelo debe tener más espacio libre por delante que por su parte posterior independientemente del encuadre general, así se subraya la mirada del personaje puesto que al permanecer el objeto de su mirada excluido de la fotografía se potencia la expresividad en la que parece increpar al espectador.

Otros actores retratados como Manuel Manquiña, Bugallo, Cándido Pazó, Carlos Blanco, Quico Cadaval, Miguel Borines, Chete Lera o Antonio Durán, el gran Morris, entre otros, miran directamente a la cámara de esta manera no se establece la dialéctica de la regla de la mirada pero se subraya la relación de complicidad que se estrecha entre fotógrafo y modelo y entre este y el espectador.

Rosa Álvarez mira al infinito abstraída en esta situación el protagonismo de la imagen recae en la introspección psicológica del personaje que se distancia de la mirada del observador.

Humanismo en esta colección de retratos sedentes en primerísimo plano de corte cinematográfico con la esencia de Cameron Macauley en el aspecto documental y su interés por la gran pantalla. Frente a la idealización, Gil plantea el verismo. La fidelidad en la captación y representación de los gestos, de las fisonomías con exactitud, el registro de la identidad individual es el protagonista, el apéndice visible de su personalidad. Es por este motivo que el modelo se presenta con empaque, reinventando a la persona mitificada y convertida en el retrato de una humanidad y naturalidad sin paliativos y añade su estilo en el post-procesado, iluminando y cuidando al máximo los detalles, subrayando la autenticidad.

Retratos limpios, elegantes y minimalistas, sin ruido que no distraen del empaque expresivo del actor o actriz retratados.

Xulio Gil, como fotógrafo veterano, realiza obras de factura técnica incontestable en cuanto a composición, iluminación y equilibrio. Su madurez artística y experiencia ha encumbrado su reconocimiento.

Más allá de la experimentación, trabaja con personas y logra transmitir sensibilidad, confianza y fuerza en los expresivos retratos de Vicente Montoto con efecto afectivo, E. Rodríguez Tatán o Casilda Alfaro con una expresiva dual de la actriz y su reflejo invertido que enfatiza el elemento conceptual y estético simplificando los ambientes complicados con el juego de luces y reflejos.

Xulio utiliza un focal abierto para conseguir una atmósfera inconcreta que destaca al modelo sobre la escena. Cabe destacar el protagonismo de los gestos, manos y miradas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

33 personajes en busca de autor