Más de 300.000 turistas han visitado Ourense desde el comienzo del año

La mitad de los visitantes proceden de provincias gallegas, y otro 15 % de Madrid


ourense / la voz

La provincia de Ourense va camino de cerrar el mejor de los últimos años en el capítulo de turismo. O al menos en cuanto a visitantes que pasaron, por lo menos, una noche de hotel en alguno de los establecimientos que se sitúan en la provincia. Ayer mismo el Instituto Nacional de Estadística hacía públicos los últimos datos relativos a la encuesta de ocupación hotelera, que señalan que en el mes de noviembre la provincia recibió a 26.608 viajeros.

Se trata de un dato que no arroja demasiada información por si mismo, pero supone que en ese mes la provincia superó la barrera de los 300.000 visitantes contabilizados desde enero, y esa, sin duda, sí es una cifra buena para una provincia de interior y sin demasiados reclamos turísticos. Así las cosas, al cierre del undécimo mes del año se acumulan ya 313.160 visitantes, lo que supone una media de 28.000 mensuales, e indica que seguramente el 2018 se cierra con el mejor registro de los últimos años, superando al del 2016. Entonces se contabilizaron 313.755 turistas, un número al que ya casi se ha llegado este año.

Eso sí, asignatura pendiente es todavía lograr que visiten tanto la capital como alguna de las principales villas del territorio más ciudadanos procedentes del extranjero. Los datos publicados ayer evidencian que en noviembre fueron apenas dos mil los visitantes con residencia en otros países, lo que supone un porcentaje muy pequeño, sobre todo si se compara con lo que ocurre en las otras tres provincias gallegas, ya que en todas se superó este dato.

Pernoctaciones

También en los libros de registro de los hoteles deja huella esa escasez de turismo foráneo. En el caso de noviembre, los hoteles ourensanos contabilizaron 50.814 pernoctaciones, de las que apenas cinco mil fueron con clientes residentes no españoles. En cuanto a la estancia media, tras haber registrado un ligero repunte en los meses de verano, ha vuelto a retroceder en otoño, y se sitúa en 1,91 días.

Es evidente, pues, que es el turismo nacional que está tirando del carro del sector y de hecho casi seis de los turistas que se han alojado este año en alguno de los establecimientos de la provincia procedían de Galicia. La mejora de las comunicaciones con A Coruña y Santiago, que se encuentran a una hora y media hora, respectivamente, de tren, hace que muchos vecinos de estas ciudades se planteen pasar un fin de semana en Ourense. Con Lugo no existen esas buenas comunicaciones pero a pesar de todo el viaje entre ambas ciudades puede hacerse en coche en poco más de una hora.

La rapidez del viaje en ferrocarril con la capital de España, actualmente el recorrido se hace en algo menos de cinco horas, puede también haber favorecido el incremento de turistas que llegan de la capital de España, ya que según las últimas estadísticas suponen ya otro 15 % del turismo.

Procedencia cercana

Castilla y León, País Vasco o Asturias son otras comunidades que aportan también visitantes a la provincia, aunque en porcentajes que ya son mucho menos significativos. A pesar de ello, de nuevo se trata de destinos que se encuentran no demasiado lejos geográficamente y que permiten a los interesados en conocer el territorio la opción de hacer el viaje por carretera, generalmente en coche propio.

El retorno en el empleo del sector aún no se nota, con menos de 700 trabajadores

Los números avalan el incremento del turismo en la provincia de Ourense, pero ese repunte de turistas no tiene por ahora un retorno en el empleo que genera el sector. Así, al cierre del mes de noviembre la cifra de trabajadores en los establecimientos hoteleros de la provincia era de 639 personas, una cifra que apenas ha variado en el último año y que está por debajo de los casi 800 trabajadores que esta actividad económica llegó a tener en los años anteriores a la recesión económica.

Habrá que ver qué ocurre si las cosas siguen así aunque por ahora el comercio y la hostelería parecen los negocios que más se benefician de la llegada de más visitantes. Así, bares y restaurante han visto incrementar su actividad gracias a ese repunte de visitantes, así como el comercio, ya que muchos de los que visitan la capital aprovechan para hacer alguna compra o llevarse un recuerdo. En este sentido, los comerciantes situados en el entorno de la plaza Maior están siendo algunos de los más beneficiados por este fenómeno.

Actualmente en Ourense hay abiertos 162 hoteles de distinta categoría, aunque ninguno de ellos tiene cinco estrellas. Entre todos ofrecen 3.271 habitaciones y tienen capacidad para 5.945 plazas. El grado máximo de ocupación se alcanza durante los fines de semana, aunque por el momento apenas si roza el 40 %. Queda por tanto, mucho camino que recorrer para que los hoteles saquen rentabilidad real del incremento de visitantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más de 300.000 turistas han visitado Ourense desde el comienzo del año