El COB quiere cerrar el año en el Pazo con una victoria clave

La disputa ante el Cáceres puede darle un margen de error a los ourensanos


Se acaba el baloncesto en el 2018 en el Paco Paz. Esta noche (20.30 horas), el conjunto de Gonzalo García de Vitoria se enfrentará al Cáceres en el colofón a un año baloncestístico con buen sabor de boca para la afición cobista, que tendrá que esperar un mes para ver jugar otra vez a su equipo en el Paco Paz, como ya viene siendo habitual tras las fechas navideñas.

Será mucho tiempo sin baloncesto en el Pazo y por tal motivo y por la importancia del choque de esta noche, el objetivo único y claro en la plantilla es conseguir la victoria ante un rival directo en la lucha por la permanencia como Cáceres.

Porque el conjunto de Ñete Bohígas comenzó titubeante por las bajas, pero con los refuerzos de Huff y Sapp, unidos a jugadores integrados durante años en la disciplina del técnico cacereño como Rakocevic, Serrano, Parejo o Corrales, conforman un conjunto que va a más, como demostró el pasado viernes están a segundos de derrotar a un candidato al ascenso como Palencia y son un conjunto complicado para cualquier rival por su estilo anárquico de juego.

Y es que a pesar del buen inicio liguero del COB, a esta cita solo llega con dos victorias de ventaja sobre un Cáceres que va hacia arriba, por lo que como sucedió ante Prat, el mensaje del técnico cobista a sus jugadores es de confianzas cero.

Hoy habrá mucho en juego. La victoria abriría una hueco importante con los cacereños, aunque todavía no decisivo, pero además podría ser de valor doble si la victoria se consigue por un margen amplio pensando en la diferencia particular, que podría ser decisiva en el final de liga.

En los cobistas, nuevamente todos están disponibles, tras las buenas sensaciones ante Bilbao, confiando en reafirmar su excelente nivel defensivo y mejorar una faceta ofensiva que se hace más que necesaria para conseguir más triunfos. Nuevamente los Pepo Vidal, Zamora, Rozitis y Watson se antojan vitales para poder pensar en las opciones de victoria, aunque será necesario que la segunda unidad de los Ott o Sergio Rodríguez no falten a la cita y que el rendimiento de Van Wijk no se limite a pocos minutos y solo en la parcela defensiva, para que los más jóvenes puedan sumar sin presión en sus minutos en pista.

La victoria daría una dosis de tranquilidad para afrontar las Navidades y el final de la primera vuelta en una posición con margen de error para afrontar todo lo que queda. Y todo en una liga que promete ser mucho más competitiva e igualada todavía en la segunda vuelta con todo en juego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El COB quiere cerrar el año en el Pazo con una victoria clave