La ourensana que actuó como el Pequeño Nicolás estafó 60.000 euros

Esta mujer prometía trabajos públicos y aparentaba estar próxima a políticos


ourense / la voz

Actuó de forma parecida a como lo hizo el Pequeño Nicolás, pero en versión ourensana. Decía que tenía contactos con las altas esferas de la política ourensana y gallega para ofrecerse como intermediaria para conseguir puestos de trabajo en la Administración y ofreciendo gestiones que estaban fuera del cauce oficial. Se presentaba como allegada o mano derecha de altos cargos y casi una veintena de personas -pueden ser muchas más, pero no lo denunciaron- creyeron lo que contaba y le dieron dinero.

La Policía Nacional detuvo en Ourense a una mujer de 44 años, vecina de la capital ourensana aunque nacida en Suiza, como presunta autora de once delitos de estafa que cometió, supuestamente, a lo largo de siete años y de los que fueron víctimas al menos 18 personas, aunque solo se presentaron oficialmente 13 denuncias contra ella, informó la comisaría de Ourense. La presunta estafadora logró un capital de más de sesenta mil euros, según calcula la policía, haciéndose pasar por la mano derecha de varios altos cargos, tanto de la Xunta como de la Diputación de Ourense. Presentándose como próxima a políticos con poder, la mujer ofrecía a sus víctimas puestos de trabajo o resolución de gestiones administrativas a cambio de dinero.

La investigación se inició a instancias de la Fiscalía de Ourense, que tuvo conocimiento de lo que podía estar ocurriendo a través de políticos locales que comunicaron al ministerio público lo que habían oído sobre las andanzas de la sospechosa. La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) se hizo cargo de la investigación. Según se averiguó, la sospechosa (Mónica A. S.) se presentaba como trabajadora de las Administraciones públicas y allegada a políticos que ostentaban cargos.

La noticia fue comentada esta mañana en el Parlamento
La noticia fue comentada esta mañana en el Parlamento

La presunta estafadora daba nombres de personas conocidas en las Administraciones, documentos con membretes de partidos y tarjetas de visita para engañar a sus víctimas, con las que llegaba a establecer vínculos de afecto o amistad, sostiene la policía. Y para aguantar su historia ante sus víctimas, aparecía en actos públicos, como mítines, en los que se acercaba a los altos cargos para dejarse ver y hacerse fotos grupales. Fuentes del PP de Ourense aseguraron que la mujer no era afiliada. El partido emitió una nota en la que anunciaba que se personará como acusación particular contra la presunta estafadora. El secretario del PP de Ourense, Rosendo Fernández, mostró su rechazo a los hechos conocidos y dijo: «O noso partido é unha vítima máis da detida».

En algunos casos, los estafados pertenecían a una misma familia y llegaron a entregar todos sus ahorros o a pedir prestado para entregarle el dinero a la estafadora, con la esperanza de conseguir el trabajo prometido. Algunas víctimas le entregaron treinta mil euros, otras veinte mil y otras cuantías inferiores, según la gestión que prometiese. La cantidad de dinero que consiguió la detenida pudo ser más elevada, sospecha la policía, pues no todas las personas que cayeron en su engaño llegaron a denunciar. La policía aclara que las víctimas no cometieron ningún delito y anima a que denuncien.

La UDEV averiguó que la mujer no estaba afiliada a la Seguridad Social. A pesar de ello, tenía a su nombre cinco cuentas bancarias en las que le ingresaban los estafados y un coche valorado en unos ochenta mil euros. El 27 de noviembre, la sospechosa, que carecía de antecedentes, fue detenida. En un registro domiciliario, la policía halló documentación de las víctimas, currículos, diligencias policiales, además de dinero en efectivo, casi cinco mil euros y tres móviles. Pasó a disposición judicial y quedó en libertad, aunque como investigada.

Carmen Leyte, senadora: «Fui médica de su abuela y solo le cogí el teléfono un par de veces antes de esto»

La presunta estafadora daba nombres de políticos conocidos como los presidentes Feijoo o Baltar para montar su historia. También mencionó a la senadora del PP Carmen Leyte, diciendo que eran primas. La senadora manifestó ayer, desde Estrasburgo, donde se encontraba en viaje de trabajo, que declaró voluntariamente sobre este tema ante la policía judicial, al saber las «barbaridades» que estaba contando la mujer. Cree que la sospechosa usó su nombre porque la conocía de cuando Leyte atendió, como médica, a su abuela en Outomuro (Cartelle), donde la senadora fue alcaldesa durante 26 años. «Solo le había cogido el teléfono un par de veces para hablar de su abuela y cuando me enteré de esto, hace dos o tres años, no se lo cogí más», explicó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

La ourensana que actuó como el Pequeño Nicolás estafó 60.000 euros