Crece el número de alumnos en la Escuela de Idiomas

El cambio de fechas en las pruebas de nivel para acceder a un curso concreto hace repuntar el número de matriculaciones


ourense / la voz

La Escuela Oficial de Idiomas de Ourense está en pleno proceso de adaptación a los requisitos necesarios para cumplir lo promulgado en la ley Wert. Uno de esos cambios es la fecha en la que se realizan las pruebas de nivel para acceder a un curso acorde con los conocimientos del estudiante -antes se llevaban a cabo en el mes de junio y ahora se hacen en septiembre-.

«Ao principio facíase en setembro pero a Consellería cambiou a data e facíase en xuño. Nós reclamamos durante anos, porque matriculábase moita menos xente. Pensamos que era porque algúns estaban en épocas de exames, outros que marcharan de Erasmus aínda non volveran, e outras persoas non podían saber con tanta antelación se poderían compaxinar o seu día a día cos horarios da escola», cuenta la jefa de estudios del centro, Teresa Villar, al respecto del asunto.

Los resultados ya se han reflejado en el número de matriculaciones, que ha aumentado con respecto al año pasado, aunque no excesivamente por el poco margen con el que se conoció el cambio. «O total de alumnos neste curso son 2.955, contando os da sede central máis as seis seccións distribuídas pola provincia e o ano pasado rondabamos os 2.700», afirma Villar. El idioma más demandado sigue siendo el inglés, con 1.362 estudiantes. El francés cuenta con 256 alumnos, alemán con 132, portugués con 126, gallego con 124, italiano con 88 y chino con 57. El español para extranjeros, incluido en la oferta del centro este mismo año, cuenta con 14 alumnos. Aparte, se imparten cursos de especialización y actualización lingüística para funcionariado o profesorado de centros docentes, y cursos para aquellos que no persiguen obtener una titulación, simplemente aprender un idioma por placer. «Non dan acceso a unha certificación pero é algo positivo porque tiñamos demanda de persoas, sobre todo maiores, que querían aprender por pracer. E hainos anuais ou cuadrimestrais», destaca la jefa del centro.

«Outra das novidades é a implantación do nivel C2 en Ourense. Non está en tódolos idiomas, pero si nos máis demandados, que son inglés e galego. É algo que resulta importante concretamente no caso do segundo porque a equivalencia que tiña o Celga non estaba ben regulada. Agora penso que está mellor porque o Celga4, que se obtén tendo os estudos de Bacharelato, dá acceso ao noso C2 e son uns estudos moi demandados que antes non podiamos ofertar. De feito, este ano quedou xente sen praza», explica la jefa de estudios. En el resto de idiomas no hubo problemas de matriculación, en comparación con hace algunos años.

«Es uno de los mejores inventos de España»

«A demanda de alemán nunca foi tan alta como nos primeiros anos de crise. Entendemos que aquela demanda tan grande debíase a que había moita xente no paro que buscaba empregar o seu tempo libre en mellorar o seu currículo e en adquirir competencias para marchar ao estranxeiro a buscar traballo ou estudar», puntualiza la jefa de estudios del centro.

Según señala Villar, con los datos de matriculación en la mano, no existe un perfil de alumno que prevalezca sobre otro en la Escuela Oficial de Idiomas. «Ás últimas horas da tarde vén xente máis maior que durante o resto do día traballa. Á primeira hora da tarde, ou pola mañá, o que hai son estudantes de Bacharelato, universitarios, desempregados ou xubilados que escollen o horario que mellor lles convén», aclara Teresa Villar.

Benito Álvarez está estudiando francés porque sus padres fueron emigrantes a Suiza y quería perfeccionar los conocimientos que tenía del idioma. «Yo iba a visitarlos cuando tenía vacaciones en el colegio y aprendí viendo los dibujos en la televisión. También fui durante tres veranos a una academia y notaba que había perdido parte de los conocimientos», explica sobre por qué escogió ese idioma.

En su caso, ya es un alumno con recorrido en el centro de Ourense. Ha estudiado con anterioridad inglés y portugués. «Creo que la Escuela Oficial de Idiomas es de los mejores inventos que se han hecho en España. La relación calidad precio es muy buena. Estoy muy contento con todos los profesores que he tenido y la matrícula ordinaria son 105 euros. En otros países alucinan cuando les dices el precio», afirma Álvarez. «Lo único que echo en falta es una asociación de antiguos alumnos y que se pudieran proyectar películas o documentales en el salón de actos», añade.

Para la profesora Nieves Honrado sería importante que se mejorase la calidad del audio en las aulas. «Las que se estrenaron el año pasado, tras la obra de ampliación, tienen un buen sistema de sonido porque es nuevo, pero sí que es cierto que en las antiguas se echa en falta», sopesa la docente de inglés. Además, destaca las actividades formativas que se llevan a cabo (juegos y obras de teatro) y todos los idiomas cuentan con, al menos, un auxiliar de conversación que cambia cada año para que los alumnos practiquen y cojan soltura.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Crece el número de alumnos en la Escuela de Idiomas