Ourense, la provincia española con más negocios de servicios fúnebres

Noventa y tres microempresas que pasan de padres a hijos conforman el sector


ourense / la voz

En el sector funerario Ourense es como un oasis dentro del panorama nacional. Noventa y tres empresas, casi todas pequeños negocios familiares y algunos autónomos, mantienen su actividad en el territorio resistiendo a la cada vez más feroz competencia de los grandes grupos del sector, que año tras año incrementan sus presencia en capitales y municipios. Son, de hecho, más las empresas de pompas fúnebres que ayuntamientos tiene la provincia y esto tiene una explicación muy vinculada a la idiosincrasia local, incluso al minifundio. «Durante moitos anos as aldeas ourensás estivemos mal comunicadas entre nos e iso facía que a funeraria e o bar-tenda de ultramarinos tiveran que estar en todos os pobos», argumentó ayer el presidente de la asociación provincial, Antonio García, quien destacó que «a maior parte das empresas pasan de pais a fillos e mantéñense hoxe en día grazas a que combinan esta actividade con outros traballos» y garantizó que la provincia es la que cuenta con más empresas «por metro cuadrado».

García destacó que en los últimos años ha crecido el número de velatorios, hasta el punto de que hoy son pocos los municipios que no tienen el suyo, a veces incluso a costa de reconvertir las antiguas escuelas que ya no tienen niños en lugares en los que despedir a los muertos. «Velorios temos cada un o noso», constató el funerario, quien destacó además que funcionan 16 tanatorios y que están activos cuatro hornos de cremación.

Aumentan las incineraciones, que suponen ya el 30 % en la comunidad

Ser un punto de encuentro entre las empresas funerarias y los fabricantes de ataúdes es otro de los objetivos de la feria Funergal. Así lo explicó el presidente de la asociación gallega, José Luis Varela, quien destacó que en el evento habrá un encuentro entre representantes de la asociación de fabricantes con los importadores procedentes de Brasil, Colombia y Guatemala que participarán en la feria.

Varela ofreció también algunos datos sobre el sector, tanto a nivel gallego como a nivel estatal. Así, confirmó que el año pasado supuso un ejercicio «récord» de defunciones, con 423.643, el dato más alto desde que se tienen registros, y un 3 % más que en 2016. En Ourense las defunciones contabilizadas fueron 4.687.

Destacó también que la esperanza de vida es, en la actualidad, de 85, 7 años para las mujeres y de 80,4 para los hombres, y que la facturación anual que alcanzaron el año pasado los negocios del sector, 1.300 en todo el país, alcanzó los 1.500 millones de euros. En Galicia son 350 las empresas de pompas fúnebres que se encuentran activas en estos momentos.

Sube la incineración

Y aunque en las zonas rurales la cremación sigue siendo todavía una alternativa menor, lo cierto es que año a año aumentan las familias que deciden incinerar los restos de sus fallecidos. En Galicia ese porcentaje alcanza ya el 30 %, llegando en las grandes ciudades hasta el 50 %. Y respecto al precio de un entierro, destacan desde el sector que puede oscilar desde los 1.000 euros hasta los 20.000. «Depende de lo que quiera cada cliente», admiten.

Más de un centenar de expositores de catorce países en el certamen Funergal

La radiografía del sector funerario en Ourense la aportó ayer el presidente de la asociación provincial de empresas, Antonio García, durante la presentación de la décima edición de la Feria Internacional de Productos y Servicios Funerarios, Funergal. El certamen tendrá lugar en el recinto ferial de Expourense entre el viernes y sábado y está previsto que participen 111 expositores procedentes de catorce países. «Esta feria es un punto de encuentro internacional y un centro de negocio», explicó Alejandro Rubín, gerente de Expourense, quien adelantó que el certamen contará con jornadas técnicas y que en su próxima edición, dentro de dos años, volverá a ser internacional.

Emma González, directora adjunta del recinto ferial, aseguró que en esta parte más técnica de la feria se tratarán asuntos de relevancia para el sector, como la cualificación profesional. «Esta certificación implica que tienen que ser los profesionales de las funerarias los que tienen que realizar las tareas de tanatopraxia o tanatoestética, teniendo que estar formados para ello», dijo González, quien también adelantó que se tratará la gestión social de la muerte. Además, para conmemorar el décimo aniversario del evento se ha preparado una entrega de premios. Dentro de esos galardones se incluye uno que quiere reconocer el papel de la mujer en el sector. «El premio tiene el objetivo de visibilizar y destacar la trayectoria de mujeres profesionales de un sector en el que la gran mayoría de los trabajadores son hombres, siendo ellas el 26 %», recordó Emma González.

En el certamen se hablará también de materiales ecológicos para urnas o féretros y del reciclaje posterior a las cremaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ourense, la provincia española con más negocios de servicios fúnebres