El crecimiento del empleo se topa con el fin del verano

El mes de agosto se cierra con 132 parados más por el fin de los contratos en el sector servicios

.

ourense / La Voz

El paro vuelve a ser una realidad para muchos ourensanos que encontraron una oportunidad laboral durante los meses de julio y agosto. A día de hoy la provincia de Ourense tiene 132 parados más que hace un mes y eso es resultado del fin de los contratos temporales que se firmaron a lo largo de las últimas semanas y que finalizaron coincidiendo con el fin de la temporada alta para el turismo. Y es que ha sido precisamente el sector de los servicios, el pilar de la economía local, el que más paro ha acumulado durante el mes de agosto, con 154 personas desocupadas más. Mientras, la construcción generó 21 empleos y la agricultura 18. Fueron las excepciones.

Así las cosas, son 18.872 los desempleados inscritos en las listas del antiguo Inem, tras haberse reducido esa cifra en 1.699 personas en los últimos doce meses. Es, sin duda, un descenso importante, pero evidencia que en este capítulo la provincia avanza a un ritmo mucho más lento que las otras tres provincias gallegas, en las que el descenso del paro alcanzó porcentajes superiores.

Y entre quienes no tienen trabajo siguen siendo mayoría las mujeres. Son 11.076 las que no encuentran una oportunidad laboral frente a 7.796 varones en la misma situación. Además, hay un millar de menores de 25 años sin trabajo y dos mil personas que nunca han tenido un trabajo, según las cifras oficiales. De estos casi la mitad tienen 30 años o menos.

Que el mercado laboral ourensano es altamente inestable lo denuncian, mes a mes, los sindicatos, pero lo demuestran también los datos. Así, en el mes de agosto se firmaron en la provincia 8.180 contratos de trabajo -el dato supone una media de 263 cada día-, de los que tan solo 721 fueron de carácter indefinido.

Menos cotizantes

Y, como era de esperar, los datos que ayer mismo publicó el Ministerio de Empleo siguen dejando claro que la provincia continúa a la baja en el número de trabajadores que contribuyen con su trabajo a llenar la hucha de las pensiones. En agosto dejaron de intervenir para este fin 262 ourensanos por lo que la cifra total de cotizantes se situó, al cierre del mes, en 104.141 personas. Siguen siendo menos que los que perciben una pensión. «Os datos constatan que a recuperación económica non chega ao mercado laboral provincial e tampouco aos traballadores», denunciaron desde Comisiones Obreras. En UGT, por su parte, hicieron hincapié en la fuerte precariedad del mercado laboral local.

Por su parte, el presidente de la patronal, José Manuel Pérez Canal, valoró el componente estacional de los datos y reclamó «que se mantengan las medidas estimuladoras que faciliten la actividad económica, y con ella, la ocupación laboral»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El crecimiento del empleo se topa con el fin del verano