El Sergas retoma el concurso del nuevo aparcamiento del CHUO

El proceso de adjudicación llevaba meses parado por la resolución de un recurso


ourense / la voz

Finales de agosto o principios de septiembre. Ese es el plazo que maneja el Sergas para resolver el concurso convocado para encontrar a una empresa que gestione el aparcamiento ubicado dentro del recinto del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO). La instalación, que fue construida junto con el nuevo edificio de hospitalización, sigue cerrada por la paralización del proceso de adjudicación a raíz de un recurso presentado por una empresa contra las bases del concurso.

La licitación arrancó a principios de marzo con la publicación en el Diario Oficial de Galicia de esas bases, en las que se fijaba, entre otros asuntos, que la adjudicataria tendrá que pagar un canon mínimo inicial de 900.000 euros más otros 5.000 euros por cada uno de los 30 años de validez de la concesión. Diez empresas presentaron ofertas antes de que se cerrase el plazo fijado, el 27 de marzo; pero los 30 días hábiles que tenía la administración para resolver cuál era la elegida dejaron de contar por la presentación de esa reclamación. Tres meses después, la suspensión temporal que pesaba sobre el procedimiento ha sido levantada, lo que da luz verde a la continuidad del proceso desde el punto en el que se encontraba. No obstante, aún pueden surgir problemas. Si se presenta recurso ante el tribunal contencioso correspondiente la demora en la apertura de la instalación podría prolongarse.

«Pretenden paliar a rebaixa de tarifa xeral subindo o prezo ós traballadores»

Mientras la nueva instalación del CHUO no abre sus puertas, la única alternativa de aparcamiento sigue siendo encontrar hueco en la calle -algo tremendamente complicado en la zona- o acudir al párking Santa María Nai, propiedad de la Diputación de Ourense y que gestiona Georsa. Precisamente contra la gestión de esa instalación se manifestaban ayer los trabajadores del CHUO que la utilizan. Disponen en ella de un bono con precio especial, pero desde que en julio empezaron a aplicarse las nuevas tarifas aprobadas en pleno por el ente provincial, se consideran perjudicados. «Tiñamos un bono de 40 euros e 200 horas con caducidade anual, a nova tarifa fixou un prezo máis baixo, de 35 euros polas mesmas horas, pero con caducidade mensual. Na práctica iso é unha suba do 25 % porque as 200 horas dan para mes e medio dun traballador que faga un turno estable de mañás, por exemplo; o que implica que perde medio mes, porque coa caducidade mensual as horas non consumidas desaparecen», explica Asun Maus, presidenta de la Comisión de Centro. Explican además que, cuando tienen vacaciones o bajas dentro del mes pierden todavía más.

Los representantes de la plantilla mantuvieron tres entrevistas para intentar revertir la situación y volver al bono con caducidad anual «pero solo conseguimos que ampliaran de un mes a catro a validez». Sin embargo, ese acuerdo no se ha hecho efectivo. «Din que ata setembro non entra en vigor. Parécenos unha tomadura de pelo. Pretenden paliar a rebaixa de tarifa e a merma de ingresos que lles supón, subindo o prezo ós traballadores. Parécenos un xogo de trileiros». Pero no es la única cuestión que les molesta. Los trabajadores no pueden pagar la renovación del bono con una tarjeta bancaria «Obríganos a que sexa, si ou si, en efectivo. Non nos parece ben e, cando menos, é algo que chama a atención porque o sistema téñeno; calquera usuario pode pagar o tíquet con tarxeta», dice Maus.

La instalación oferta 423 plazas para público en general y 130 para trabajadores

Si los plazos se cumplen, el nuevo aparcamiento del CHUO pondrá a disposición de los ourensanos que tengan que acudir al centro sanitario a partir de mediados de septiembre las 423 plazas en rotación. Las tarifas que pagarán los usuarios aún se desconocen ya que, aunque el precio máximo está limitado por el pliego de condiciones, las empresas que concurren hacen sus propias propuestas por debajo de ese límite y finalmente se aplicarán las que haya planteado la oferta ganadora. Además del precio por los distintos segmentos de tiempo de estacionamiento a partir de la primera media hora -que será gratuita- la adjudicataria debe ofertar a los usuarios bonos con distintas periodicidades: el diario y los de 5, 10 o 30 jornadas.

Pero esas 423 no son las únicas plazas de las que dispone el nuevo aparcamiento del CHUO. Hay otras 130, de carácter gratuito, que están destinadas a los empleados. No dan para todos -a pesar de que el complejo cuenta con un aparcamiento también de acceso limitado a trabajadores, que está al aire libre y dispone de otras cien plazas gratuitas-; así que el personal del Sergas también podrá beneficiarse de precios especiales con descuentos si tiene que dejar su vehículo en la zona abierta al público en general. Las 130 plazas gratuitas para empleados se ubican en la planta -2 de la construcción anexa al nuevo edificio de hospitalización, mientras que las destinadas a la rotación de los vecinos que acudan al centro sanitario están en la -3 y -4. En total, la instalación ocupa una superficie de 1.270 metros cuadrados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Sergas retoma el concurso del nuevo aparcamiento del CHUO