La provincia tiene 20.000 ocupados menos que hace 10 años

Un estudio de CC.OO. alerta de que hay más de seis mil hogares ourensanos con todos sus miembros en paro

.

ouRENSE / lA VOZ

La situación del mercado laboral en la provincia de Ourense es «grave». Así lo indica un informe presentado ayer mismo por el sindicato CC. OO., que evidencia la pérdida paulatina de población ocupada que está sufriendo el territorio desde hace diez años y la dramática situación que se vive en muchos hogares, en los que ninguna persona tiene un trabajo.

Explica el estudio, que analiza datos de organismos oficiales, que a pesar de que el 2018 está siendo el segundo año en el que, de forma consecutiva, se crea empleo en Ourense -llegando a las 111.400 personas ocupadas- lo cierto es que quedan todavía por recuperarse 26.400 empleos para alcanzar el volumen que existía hace diez años. Entonces había 134.900 personas en esta situación.

Constata también el informe que «teñen emprego 4.200 persoas máis que hai un ano», si bien ese dato -en teoría bueno-, se vería ensombrecido por la ralentización del ritmo de creación de nuevos puestos de trabajo, ya que por ejemplo hace dos años se habían logrado en los tres primeros meses del año 5.000. Se fija el sindicato, asimismo, en la calidad de ese nuevo empleo, ahora más temporal que nunca. «No último ano aumentou o emprego temporal en detrimento do indefinido, con 5.300 traballadores eventuais máis fronte á 1.900 menos de tipo indefinido». De hecho, la tasa de temporalidad se situó al cierre del primer trimestre en un 28,6 %, casi cinco puntos por encima de la situación de hace un año.

En lo que respecta a los contratos, se firman miles cada mes, pero muchos de ellos de duraciones muy limitadas. Tanto es así que el 27,2% de los que se rubricaron entre enero y mayo de este año eran por menos de siete días. Destaca el informe, en este sentido, que apenas 1 de cada diez de los firmados este año eran fijos.

Para CC. OO. la importante reducción del desempleo que se ha constatado en el último año en Ourense no está directamente relacionada con una mejora en la economía, sino con la pérdida de población en situación de integrarse en el mercado laboral, ya que al cierre del primer trimestre había 4.600 activos menos que en el 2017. En esto tiene que ver, recuerdan, que muchos jóvenes, casi siempre con una buena formación académica, se marchen de la provincia ante la falta de oportunidades laborales que en ella se les presentan.

Bajas prestaciones

La cobertura social que reciben los parados también es objeto de análisis del informe provincial, que destaca que el 47 % de los desempleados ourensanos no recibe prestación alguna, mientras que el 36 % de quienes sí la cobran tienen asignada la contributiva, que no supera los 400 euros mensuales. Y no es lo peor. «A gravidade da situación acada as maiores cotas nos fogares, con todos os seus membros en paro», recuerdan desde el sindicato, que cifra en 6.100 los domicilios en los que en el primer trimestre del año no había ninguna persona trabajando. En 3.000 de ellos no había ningún ingreso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La provincia tiene 20.000 ocupados menos que hace 10 años