La falta de personal cualificado lastra el crecimiento en la construcción

Las empresas echan en falta más trabajadores formados en los diferentes oficios


ourense / la voz

Poco a poco el empleo se va recuperando en la provincia de Ourense. El pasado mes de junio todas las actividades económicas lograron generar puestos de trabajo y entre ellas estuvo también la construcción. Este sector, que antes de la crisis económica era uno de los pilares fundamentales de la economía local, está logrando mes a mes recuperarse de la enorme pérdida de empleo que vivió durante la recesión, pero ese crecimiento se está topando con un freno importante, la escasez de personal cualificado. «No encontramos gente formada para trabajar», constata Diego Nieto, gerente de una empresa ourensana, que asegura que la escasez de profesionales es tal que, hoy por hoy, afecta a casi todos los oficios. «No hay albañiles, ni fontaneros, ni gente que sepa colocar tejados, ni carpinteros», asegura el empresario, que califica la situación como «un problema serio».

Lo que provoca esta realidad es que las empresas que precisan este tipo de profesionales y no los encuentran, recurran a la subcontratación de otras empresas especializadas, pero también estas últimas están notando ya la falta de personal, porque tienen demasiado trabajo. «Lo que nosotros pensamos es que sería bueno que a las empresas se nos diese facilidades para contratar a gente joven y poder formarla, ya que donde mejor se aprende el oficio es en el propio negocio», asegura el empresario, que advierte de que es necesario conseguir que la gente joven se interese por esta actividad económica y pueda dar el relevo a los que se jubilan.

En la asociación de constructores, ACO, también son conscientes de esta situación desde hace tiempo. La puesta en marcha hace dos meses de un centro de formación en Vilamarín pretende paliar, en la medida de lo posible, esa falta de cualificación, formando cada año a 700 trabajadores en distintos oficios como fontanería, carpintería o rehabilitación, entre otras muchas especialidades en las que hacen falta trabajadores. «Necesitamos profesionales bien formados y que tengan la acreditación necesaria», aseguró en la inauguración Eligio Nieto, recordando que las carencias se extienden a soldadores, rehabilitadores y personal experto en maquinaria pesada.

Los sindicatos hablan de precariedad y dicen que ahora se cotiza menos

La recuperación del empleo en Ourense es incuestionable si solo se analizan los números, pero desde los sindicatos quisieron ayer ir más allá, haciendo hincapié en la alta temporalidad del mercado laboral. En junio, de hecho, se firmaron 7.633 contratos, de los que solo 693 eran indefinidos. «A realidade non luce co mesmo brillo que os datos», aseguró Anxo Pérez Carballo, secretario comarcal de CIG, quien se refirió al descenso en los ingresos a la Seguridad Social. «A recadación total no 2017 baixou en relación a 2015. Preto de 2.700 cotizantes máis, preto de 70 millóns de euros menos. Só a precariedade, as baixadas de salarios e os contratos lixo explican esta situación», dijo. Desde CC.OO., por su parte, aseguraron que «a devaluación salarial segue a ser un lastre para os traballadores e traballadoras, a pesar dunha bonanza empresarial xeneralizada», y consideraron la situación «insostenible».

Distinta fue la visión de la patronal. «Los datos del paro en el mes de junio certifican la recuperación del mercado laboral», aseguró José Manuel Pérez Canal, presidente de la CEO, quien instó a «profundizar en estímulos para la creación de empresas y a la contratación laboral de forma que pueda proseguir la recuperación económica en beneficio general».

El mes de junio cerró con casi medio millar de nuevos puestos de trabajo en la provincia

En medio de la campaña de verano, el paro sigue dando un respiro en la provincia. El mes de junio volvió a cerrar en positivo, acumulando así varios meses de descenso gracias al buen comportamiento de todas las actividades económicas. Eso sí, destacan sobre todo el comercio y la hostelería, donde se colocaron a lo largo del último mes 217 trabajadores. La construcción también continuó con su lento pero seguro repunte y logró ocupar a 91 nuevos empleados, mientras que en la industria se incorporaron otros 85. La agricultura generó igualmente nueva actividad, si bien en mucha menor medida, con 23 nuevos empleos. A mayores, lograron un contrato laboral 14 ourensanos que no tenían empleo anterior.

Así las cosas al cierre del mes pasado, y de acuerdo con los datos que ayer hizo públicos el Ministerio de Empleo, en la provincia hay 19.375 personas sin trabajo remunerado. Este dato supone una reducción del 10 % respecto a las que estaban hace doce meses en esta misma situación. Y entre quienes siguen buscando una oportunidad, hay más mujeres que hombres. Ellas son 11.197, mientras que ellos son 8.178.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de personal cualificado lastra el crecimiento en la construcción