«La hamburguesa de cachena triunfa»

Hugo Castro Rodríguez explica la fórmula del éxitdo de su «food truck» Comecamiños


La suya es una vida sobre ruedas. El ourensano Hugo Castro Rodríguez es el alma máter del proyecto Comecamiños, un food truck que durante varios meses al año recorre toda España vendiendo sus hamburguesas gourmet.

-¿Cómo y cuándo surgió este proyecto?

-Esto surgió hace cuatro años. Yo nunca me había dedicado a la cocina pero con la crisis económica se puso muy complicado encontrar trabajo, así que me decidí por esta alternativa. Fui a un par de ferias y me gustó lo que vi, así que conseguí un distribuidor bueno y me puse manos a la obra. Quería crear mi propio negocio y me decidí por esto.

-¿Fue complicado arrancar?

-Relativamente; para poner en marcha un negocio de este tipo es necesario homologar todo. Luego estás un poco perdido porque no sabes bien a dónde ir, pero poco a poco empiezas a hacer contacto, la gente comienza a llamar y los eventos de un año se repiten al siguiente... y así hasta ahora.

-¿En qué se diferencia Comecamiños de otros tantos «food trucks» que hay dentro y fuera de Galicia?

-Nos distinguimos sobre todo por la calidad. Nuestra especialidad son las hamburguesas de ternera cachena, y trabajamos también otras carnes de raza autóctona, como porco celta y buey. Todo es cien por cien natural, y siempre apostamos por los productos gallegos, como el queso de Arzúa. Todo lo que llevan las hamburguesas es de la tierra, y eso es un valor añadido muy importante. Además, en los lugares en los que nos lo permiten, también vendemos vinos de Galicia. A nosotros por lo que nos conocen es por la ternera cachena.

-¿Hay una moda ahora mismo de este tipo de proyectos?

-Es posible que la haya. Estamos viendo que mucha gente se anima a montar un food truck porque piensa que es un gran negocio y luego lo que ocurre es que vende un mal producto y nos deja quedar mal al resto. Esto es como todo, el que sobrevive es el que tiene un buen producto y da una buena atención al cliente.

-¿Cómo es posible organizarse para cocinar dentro de un espacio tan pequeño?

-Es complicado, son cuatro metros cuadrados y tienes que transportar toda la mercancía que vas a necesitar durante el tiempo que dure el evento en el que participas, así que los días previos es necesaria mucha organización. El furgón va siempre a reventar cuando salimos. Además todo tiene que estar impecable porque hay mucho control, lo que me parece muy bien.

-¿Cuál es la principal complejidad de este tipo de negocio?

-El espacio, que como digo es reducido, pero sobre todo el hecho de estar en la calle, que es complicada. Si hace mucho calor, no vendes; si hace mucho frío, tampoco, o si te ubican mal... a veces es una lotería. La situación del puesto en los eventos a los que vamos no la decidimos nosotros y por eso hay que pensar bien si interesa ir o no, porque luego están los gastos, que siempre son altos.

-Ahora mismo es la temporada alta de negocio para ustedes, ¿cómo se presentan los próximos meses?

-Este fin de semana estamos en Ourense y luego iremos a Vigo, haremos una gira por las cuatro provincias que nos llevará a muchas ciudades en las próximas semanas. En Galicia es en donde mejor trabajamos.

-¿Cuántos kilómetros se pueden hacer en un año?

-Nuestra media son unos 20.000, porque normalmente trabajamos de jueves a domingo y nos movemos por todas las provincias españolas, también mucho por el sur, sobre todo en los meses de marzo y abril.

-¿En el sur el público valora bien esas hamburguesas cien por cien gallegas?

-La verdad es que sí, a los clientes le gusta mucho y los que la prueban repiten. La ternera cachena tiene mucha aceptación en todas partes y ahora en Galicia parece que se ha puesto de moda. Yo empecé con ella hace cuatro años y veo que ahora se está empezando a valorar mucho.

-La comida rápida no es incompatible con la calidad...

-No, en absoluto, y eso es por lo que nosotros estamos luchando. Si tienes buen producto el resultado va a ser de calidad y el público lo aprecia, aunque tenga que pagar un poco más.

-Con cuatro años de experiencia, Comecamiños es ya un referente...

-Creo que hemos conseguido hacernos un nombre en el sector y ya somos de los más veteranos. Nos conocen; todos los días recibo llamadas para trabajar.

-¿Tienen muy ocupados los próximos fines de semana?

-Hasta noviembre ya no tengo ninguno libre. Ahora la temporada de trabajo se alarga por el buen tiempo.

-¿Hay un producto estrella?

-Sin duda la hamburguesa de ternera cachena con queso de Arzúa y arándanos. Es nuestra especialidad, y también lo que más gusta a los clientes.

-¿Cómo es la vida sobre ruedas?

-Dura, la verdad. Cuando hay un desplazamiento al sur tienes que hacer mil kilómetros para llegar al sitio y, el domingo por la noche, cuando terminas de trabajar, recoger todo y regresar a casa. Yo voy siempre con otra persona pero aún así es duro.

-¿Va a seguir la moda del «food truck»?

-A los puestos se les cobra bastante y tal vez esté empezando a haber demasiados eventos en la misma ciudad. Creo que eso se debe controlar y sobre todo concienciarnos de que todos tenemos que ofrecer calidad.

Hugo Castro en su «food truck», con la que recorrerá la geografía gallega a lo largo de las próximas semanas. FOTO santi m. amil

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La hamburguesa de cachena triunfa»