El Gobierno de Rajoy dejó sin contestar decenas de preguntas sobre Ourense

Algunos diputados, incluso del PP, llevaban meses esperando por una contestación


ourense / la voz

El Congreso se reunió ayer por primera vez en un pleno tras la moción de censura que hizo presidente a Pedro Sánchez. Ahora será su Gobierno el que tenga que responder a las preguntas de los diputados, una responsabilidad que hasta este momento tenía el Ejecutivo dirigido por Mariano Rajoy. Los socialistas tienen ante sí el reto de ser más eficientes en su respuestas a los grupos parlamentarios ya que estas se producían hasta ahora con un retraso considerable. De hecho, el Gobierno del PP dejó sin responder decenas de preguntas sobre Ourense.

La mayor parte de ellas las habían formulado los representantes ourensanos del PSOE en las Cortes: Rocío de Frutos en el Congreso y Luis García Mañá en el Senado. Sin embargo, tampoco las cuestiones planteadas por los diputados y senadores populares fueron atendidas en tiempo y forma por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Celso Delgado llevaba esperando desde enero por una contestación del Gobierno sobre asuntos como las obras del AVE o la situación de los proyectos de carreteras que el Ministerio de Fomento tiene en marcha en la provincia.

Un buen ejemplo del retraso que acumulaban las respuestas a preguntas sobre Ourense lo facilita la página web del Senado. En el apartado donde aparecen las preguntas sin responder al socialista Luis García Mañá figura la fecha límite para la contestación del Gobierno. Algunas cuestiones planteadas por el senador ourensano debían haber sido contestadas en octubre del año pasado. Cabe destacar, en este sentido, que por lo general el reglamento del Congreso establece que las respuestas deben formularse en un plazo máximo de veinte días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno de Rajoy dejó sin contestar decenas de preguntas sobre Ourense